Campo artificial: fútbol y moda

Campo artificial: fútbol y moda
Experto en moda Andrey Abolenkin – sobre la influencia de los juegos en la forma de vestir
El fútbol es un fenómeno puramente deportivo, que no impide a los representantes del mundo del arte buscar una fuente de inspiración en él. Sobre la relación del juego más popular del planeta con el arte - en un proyecto especial de Welcome2018.
Parece que el fútbol y la moda están muy separados. Tanto que, solo pueden unirse en el extremo opuesto del campo, en los roperos de las esposas de los futbolistas. Sin embargo, esto es solo una apariencia. Una gran parte de la moda moderna proviene de la ropa de los aficionados o uniformes de los jugadores de fútbol.

La diferencia entre vestirse para la recreación y para el deporte se vuelve invisible, porque estos dos aspectos de la vida se han vuelto casi inseparables. Anteriormente, se consideraba bien vestida a cualquier persona que supiera escoger la ropa adecuada para diferentes ocasiones y por lo tanto, no se permitía entrar a lugares decentes con pantalones deportivos. Ahora la posibilidad de vestirse de manera informal es un símbolo de éxito: en el podio la moda lo establecen las imágenes que se consideraban marginales y las zapatillas se han convertido en parte de las colecciones de alta costura. El cambio en la manera de vestir se debió a una transformación de estilo de vida y la cultura del fútbol apoyó en este proceso.
La ropa de moda se puede comparar con un uniforme: permite distinguir lo tuyo de lo desconocido. En la foto: parte de una imagen de moda, una bufanda rojo y azul de fútbol "roza" en una elaboración de arte de Gosh Rubchinsky
Democracia. Con la aparición de la ropa, que se ha vuelto masiva y atractiva, la moda de privilegio se ha convertido en un bien público. Este cambio en la mente - el interés a lo masivo y asequibilidad, fue posible, también gracias al fútbol. En Europa, el juego con reglas formales nació en escuelas privadas y al principio era un deporte de élite, pero ya en la segunda mitad de los años 70 del siglo XIX, aparecieron clubes laborales. La popularidad del fútbol, en todos los niveles de la sociedad, llevó a la aparición de ropa especializada asequible. Hoy, en el siglo XXI, los consumidores se unen en grupos, no por ingresos o educación, sino por intereses comunes.
Los colores del club se han convertido en forma de vestir para sus aficionados. El “Arsenal” de Londres no siempre fue rojo y blanco. Así fue el uniforme de los artilleros en 1894
Masivo. Nuestro vestuario adquirió características modernas, bajo la influencia de eventos revolucionarios, que tuvieron lugar en la moda en los años 20, del siglo XX. El más importante de ellos, fue la influencia de los deportes masivos: apareció una forma "liviana" de vestir, siluetas y materiales nuevos. Las cosas nuevas enfatizaban la esbeltés o trataban de imitarla. Desde los patios de juegos y desde los clubes, la ropa deportiva salió a la calle, de donde nunca mas se fue. Millones de personas veían el deporte en periódicos, emisiones de radio y estadios. Estos mismos millones se utilizaban en la vida de disposiciones estilísticas de deportes. Una de las más importantes, fue el uso de una tela de jersey para el uniforme de fútbol y con la genialidad de Coco Chanel, se convirtió en una parte importante de la moda de autor, de los años 20.
La popularidad del fútbol en todos los niveles de la sociedad ha llevado a la aparición de ropa especializada asequible. En la foto: Prince of Wales Charles persigue la pelota con sus compañeros de clase, marzo de 1957
La popularidad del fútbol en todos los niveles de la sociedad ha llevado a la aparición de ropa especializada asequible. En la foto: Prince of Wales Charles persigue la pelota con sus compañeros de clase, marzo de 1957
El triunfo de las funciones. El uniforme de fútbol es práctico. No depende de los requisitos de la moda, como la ropa de los navegantes, es ajena a la rigidez de un esnob, característica de los golfistas, es inferior a los jugadores de baloncesto en lazos directos con las subculturas y a los nadadores, en altas tecnologías. Pero desde el punto de vista del uso, la ropa de los jugadores de fútbol siempre ha estado a la vanguardia. Una de las primeras utilizaciones "civiles" del nylon, fue en el uniforme de fútbol a principios de los años 40 y algunas compañías que se especializaban en calzado de fútbol, ahora marcan la moda de las zapatillas. La "comodidad" parece ser una palabra demasiado general, para describir la influencia de la vestimenta del fútbol en la moda mundial, mientras que hoy nadie llamaría a algo que le gusta, incómodo. Sin embargo, durante cientos de años, los lechuguinos consideraban, que por la belleza había que soportar y para cambiar esta situación, millones de admiradores tuvieron que observar que es lo que vestían sus ídolos, sobre todo lo que era práctico. En este sentido, ningún deporte se puede igualar al fútbol.
El triunfo de las funciones. El uniforme de fútbol es práctico. No depende de los requisitos de la moda, como la ropa de los navegantes, es ajena a la rigidez de un esnob, característica de los golfistas, es inferior a los jugadores de baloncesto en lazos directos con las subculturas y a los nadadores, en altas tecnologías. Pero desde el punto de vista del uso, la ropa de los jugadores de fútbol siempre ha estado a la vanguardia. Una de las primeras utilizaciones "civiles" del nylon, fue en el uniforme de fútbol a principios de los años 40 y algunas compañías que se especializaban en calzado de fútbol, ahora marcan la moda de las zapatillas. La "comodidad" parece ser una palabra demasiado general, para describir la influencia de la vestimenta del fútbol en la moda mundial, mientras que hoy nadie llamaría a algo que le gusta, incómodo. Sin embargo, durante cientos de años, los lechuguinos consideraban, que por la belleza había que soportar y para cambiar esta situación, millones de admiradores tuvieron que observar que es lo que vestían sus ídolos, sobre todo lo que era práctico. En este sentido, ningún deporte se puede igualar al fútbol.
Como se ve, de la denominación rusa "futbolka", este artículo de vestuario proviene del primer uniforme establecido formalmente en el deporte. Los requisitos para el uniforme, así como para las empresas listas para producirlo, aparecieron en los años 1870. En la foto: los primeros titulares de la Copa de Escocia Queen's Park, 21 de marzo de 1874 (izquierda); equipo de fútbol de la región de Otradnensky, territorio de Krasnodar, 1929 (derecha)
El uniforme. La ropa de moda se puede comparar con el uniforme: permite distinguir lo tuyo de lo desconocido. También describe en un idioma accesible, lo que se considera prestigioso. Solo que, ahora una camiseta pretende ser el uniforme principal. Como se ve, de la denominación rusa, este artículo proviene del primer uniforme establecido formalmente en el deporte. Solo el cricket puede argumentar aquí, pero en los 50-60 años del siglo XIX, cuando nacieron las reglas, las mismas personas a menudo participaban en el fútbol y en el cricket. Distinguir a los rivales en el sitio, es especialmente importante en los juegos de equipo, y por lo tanto, las primeras reglas ya indicaban la necesidad de usar los colores del equipo. Después del juego de la primera Copa de la Asociación de Fútbol de los años 1871-72, aparecieron los primeras exigencias para los uniformes, así como para las empresas listas para producirlo.
En el año 1904, las reglas inglesas de fútbol, permitieron los pantalones cortos, desde entonces el largo ha sido frecuentemente cambiado. En la foto: el jugador Peter Simpson de “Arsenal” de Londres, demuestra el "uniforme del futuro", 11 de agosto de 1967
La historia de la forma de vestir de todas las subculturas consiste en apropiaciones. Los vaqueros, casacas de cuero, los "martens", las cazadoras-pilotos adquirieron un estatus de culto, no porque fueran diseñados específicamente para diferentes movimientos juveniles, sino que simplemente se apropiaban de prendas que nadie había pensado en incluir en la moda. Los artículos de almacenes militares o tiendas de ropa de obreros, acentuában su aspecto alternativo y sentido de estilo. Lo mismo sucedió con el traje deportivo, solo que tuvo que esperar 30 años para tener estatus de culto, hasta que el estilo de vida cambiado no permitió que se usara ampliamente.

Pantalones cortos. Los últimos 150 años, la moda buscaba la democracia y la comodidad. Una de sus características principales era la desnudez parcial del cuerpo y lo primero del vestuario masculino, que daba tanta libertad fuera de la playa, eran los pantalones cortos. Estos fueron permitidos por las reglas inglesas de fútbol desde el año 1904, hasta entonces los jugadores usaban bermudas o pantalones cortos debajo de las rodillas. Las rodillas desnudas eran un espectáculo bastante escandaloso en ese momento, para comparar: en el tenis, esta oportunidad tuvieron los deportistas, solo a principios de los años 30, del siglo XX. Las bermudas, que aparecieron después de la Primera guerra Mundial, a finales de los años 20, se convirtieron en ropa de recreación ordinaria, gracias a que el público en ese momento ya estaba acostumbrado a la presencia de los futbolistas con las extremidades descubiertas.
En el año 1904, las reglas inglesas de fútbol, permitieron los pantalones cortos, desde entonces el largo ha sido frecuentemente cambiado. En la foto: el jugador Peter Simpson de “Arsenal” de Londres, demuestra el "uniforme del futuro", 11 de agosto de 196
La historia de la forma de vestir de todas las subculturas consiste en apropiaciones. Los vaqueros, casacas de cuero, los "martens", las cazadoras-pilotos adquirieron un estatus de culto, no porque fueran diseñados específicamente para diferentes movimientos juveniles, sino que simplemente se apropiaban de prendas que nadie había pensado en incluir en la moda. Los artículos de almacenes militares o tiendas de ropa de obreros, acentuában su aspecto alternativo y sentido de estilo. Lo mismo sucedió con el traje deportivo, solo que tuvo que esperar 30 años para tener estatus de culto, hasta que el estilo de vida cambiado no permitió que se usara ampliamente.

Pantalones cortos. Los últimos 150 años, la moda buscaba la democracia y la comodidad. Una de sus características principales era la desnudez parcial del cuerpo y lo primero del vestuario masculino, que daba tanta libertad fuera de la playa, eran los pantalones cortos. Estos fueron permitidos por las reglas inglesas de fútbol desde el año 1904, hasta entonces los jugadores usaban bermudas o pantalones cortos debajo de las rodillas. Las rodillas desnudas eran un espectáculo bastante escandaloso en ese momento, para comparar: en el tenis, esta oportunidad tuvieron los deportistas, solo a principios de los años 30, del siglo XX. Las bermudas, que aparecieron después de la Primera guerra Mundial, a finales de los años 20, se convirtieron en ropa de recreación ordinaria, gracias a que el público en ese momento ya estaba acostumbrado a la presencia de los futbolistas con las extremidades descubiertas.
Variaciones sobre el tema de las botas de fútbol de Jean-Paul Gaultier, año 1993
Zapatillas. Las zapatillas de serie limitada se convirtieron en un símbolo de estatus, como solían ser los costosos relojes. O vaqueros de alta costura en los años 90. O los mejores modelos de carteras en los años 2000. En una palabra, corren por ellos, se apuntan a las colas, por ellos establecen el nivel de superioridad en la moda, los revendedores cobran cuatros precios y el costo de modelos únicos de colección puede superar los 10 mil dólares. Los productores principales ya trabajan con los mejores diseñadores internacionales.La lista de participantes del proyecto es sumamente grande: las primeras “zapatillas con nombres” fueron firmados por Hussein Chalayan en el año 1998 y lo que comenzó en los años 2002-2003, la cooperación con Yamamoto y Stella McCartney resultaron líneas separadas de moda, que incluyen ropa.

La historia de este despegue comenzó en los campos de fútbol en el año 1925, cuando los hermanos Dassler crearon las botas de fútbol. El negocio familiar se dividió en dos partes después de la Segunda Guerra Mundial y ambas empresas continuaron innovando el calzado de fútbol, lo que influyó a toda la industria, desde plantas vulcanizadas a modelos personales para deportistas famosos. Los primeros snickerheads en la historia, se pueden llamar a los aficionados del fútbol inglés de finales de los años 70. La diferencia en los modelos, colores y modificaciones, tenían la misma importancia que cualquier atributo de los equipos. Hiban a todas partes solo con zapatillas de deporte, mucho antes de que se les permitiera entrar en lugares decentes (y escuelas), y otras subculturas lo convirtieron en una parte indispensable de su imagen. Fue bajo su influencia, que el calzado deportivo saliera de los vestuarios y se convirtiera en parte de la imagen de la moda.
Zapatillas del diseñador Youji Yamamoto especialmente para adidas, febrero del año 2017
Zapatillas con oso de peluche del diseñador Jeremy Scott especialmente para adidas, enero del año 2017
Zapatillas del diseñador Rick Owens, exclusivo para Adidas, junio del año 2015
Zapatillas del diseñador Jeremy Scott, exclusivo para Adidas, julio del año 2014
Zapatillas del diseñador Rick Owens, exclusivo para Adidas, febrero del año 2014
Colección de Rocky Wings 2.0 del diseñador Jeremy Scott y el rapero A$AP especialmente para adidas, septiembre de 2013
Todos los logotipos de diseño, inscripciones y símbolos, que a menudo decoran la ropa, provienen de los emblemas de los clubes y de los nombres de los deportistas en el uniforme. Brandomania, camisetas punk y los últimos bootlegs aparecieron de una fuente: del estadio. La idea de usar el logotipo como decoración fue de Jean Pat, a principios de los años 20, cuando practicar deportes se convirtió en parte de un prestigioso estilo de vida y abrió boutiques de ropa deportiva de autor, por primera vez en la historia. A fines de los años 60, la moda había hecho una revolución completa: Jeffrey Beane decoró vestidos de alta costura con números de fútbol, haciendo el atributo deportivo parte del lenguaje de la alta costura. En los últimos cinco años, los vestidos con la estética de uniforme deportivo, aparecen en las colecciones casi tan a menudo como el mismo uniforme deportivo - desde el famoso dúo Domenico Dolce y Stefano Gabbana hasta nuevas estrellas como la italiana Stella Jin.
"Eintracht Braunschweig" de la Bundesliga, cambió su emblema en el año 1973, por un venado del patrocinador (foto a la izquierda), después de la prohibición oficial de escribir en las camisetas, el nombre de licor. Ahora los diseñadores de moda concurren con su propio y ajenos logotipos, los utilizan para declaraciones irónicas o como referencias a fenómenos de culto
"Eintracht Braunschweig" de la Bundesliga, cambió su emblema en el año 1973, por un venado del patrocinador (foto a la izquierda), después de la prohibición oficial de escribir en las camisetas, el nombre de licor. Ahora los diseñadores de moda concurren con su propio y ajenos logotipos, los utilizan para declaraciones irónicas o como referencias a fenómenos de culto
Logotipo. Hoy, millones de suscriptores, todo lo que ven en instagramas de estrellas, es la llamada a volar en aviones de líneas árabes. No se trata de adherirse a cierta línea aérea, sino a la cultura especial de las camisetas de fútbol, que ahora no pueden existir sin el logotipo de un patrocinador, en el pecho. En la moda actual, la publicidad en la ropa se percibe cada vez más, como es, una parte necesaria y deseable del diseño y no un anuncio comercial. En las pasarelas, los diseñadores de moda juegan con su propio logotipo y con ajenos, lo utilizan para declaraciones irónicas o como referencias a fenómenos de culto. Esta actitud, surgió debido a la publicidad habitual en el formulario deportivo, que por primera vez, se pudo ver en el año 1950, en las camisetas del club uruguayo Peñarol. A principios de los años 70, estos acuerdos llegaron al fútbol europeo: Eintracht Frankfurt de la Bundesliga, incluso cambió en el año 1973 su emblema por el venado del patrocinador, después de la prohibición oficial de escribir en las camisetas el nombre de licor. Desde este momento, en los pechos de los jugadores se ve de todo, desde vodka hasta los dulces, el fútbol moderno y la moda no se pueden imaginar sin logotipos, que ahora se consideran un adorno.
Logotipo. Hoy, millones de suscriptores, todo lo que ven en instagramas de estrellas, es la llamada a volar en aviones de líneas árabes. No se trata de adherirse a cierta línea aérea, sino a la cultura especial de las camisetas de fútbol, que ahora no pueden existir sin el logotipo de un patrocinador, en el pecho. En la moda actual, la publicidad en la ropa se percibe cada vez más, como es, una parte necesaria y deseable del diseño y no un anuncio comercial. En las pasarelas, los diseñadores de moda juegan con su propio logotipo y con ajenos, lo utilizan para declaraciones irónicas o como referencias a fenómenos de culto. Esta actitud, surgió debido a la publicidad habitual en el formulario deportivo, que por primera vez, se pudo ver en el año 1950, en las camisetas del club uruguayo Peñarol. A principios de los años 70, estos acuerdos llegaron al fútbol europeo: Eintracht Frankfurt de la Bundesliga, incluso cambió en el año 1973 su emblema por el venado del patrocinador, después de la prohibición oficial de escribir en las camisetas el nombre de licor. Desde este momento, en los pechos de los jugadores se ve de todo, desde vodka hasta los dulces, el fútbol moderno y la moda no se pueden imaginar sin logotipos, que ahora se consideran un adorno.
El auge mediático alrededor de personas famosas y el excelente físico de los deportistas, no esperaron mucho a los grandes contratos publicitarios. En la foto: el goleador de "Milan" Andrey Shevchenko y el diseñador Giorgio Armani
Publicidad. Realmente grandes recursos aparecieron en el fútbol y entre los futbolistas a fines de los años 90. Los jugadores se convirtieron en estrellas mediáticas a manera de Hollywood de la edad de oro: entre su estilo de vida y sus admiradores había una barrera insuperable y era posible copiar su modo de vida, solo por mucho dinero. En aquel tiempo, se desarrollaba con fuerza la industria de las estrellas, la que profesionalmente se dedicaba a mejorar la imagen de los deportistas y a su progreso comercial. Los jugadores ya no necesitaban vestirse individualmente, las peculiaridades estilísticas se quedaban solo en el arsenal de sus compañeras y actuaban como una muestra de elegancia: todos con trajes entallados y con cortes de pelo a la moda, como si fueran banqueros. Si se tiene en cuenta el auge mediático en torno a las personas famosas y el excelente físico de los deportistas, los contratos de moda no tuvieron que esperar mucho tiempo.

No es extraño, que las primeras filmaciones mas notables, fueron publicidad de ropa interior: entre los deportistas, a principios de siglo, en estas campañas participaron, el sueco Fredrik Ljungberg y el japonés Hidetoshi Nakata. Esta misma temporada, David Beckham apareció en las portadas de todas las revistas masculinas. Más tarde, no se escapó de comerciales en calzoncillos. Los primeros diez años de este siglo, daba la impresión de que los deportistas solo podían proporcionar a la moda su cuerpo y no su personalidad. Basta con ver las filmaciones de moda de Lionel Messi, para asegurarse de esto. Sin embargo, después de la crisis, la sexualidad dejó de ser un medio de venta de productos de moda. Era necesario encontrar algo mucho mas serio.
El auge mediático alrededor de personas famosas y el excelente físico de los deportistas, no esperaron mucho a los grandes contratos publicitarios. En la foto: el goleador de "Milan" Andrey Shevchenko y el diseñador Giorgio Armani
Publicidad. Realmente grandes recursos aparecieron en el fútbol y entre los futbolistas a fines de los años 90. Los jugadores se convirtieron en estrellas mediáticas a manera de Hollywood de la edad de oro: entre su estilo de vida y sus admiradores había una barrera insuperable y era posible copiar su modo de vida, solo por mucho dinero. En aquel tiempo, se desarrollaba con fuerza la industria de las estrellas, la que profesionalmente se dedicaba a mejorar la imagen de los deportistas y a su progreso comercial. Los jugadores ya no necesitaban vestirse individualmente, las peculiaridades estilísticas se quedaban solo en el arsenal de sus compañeras y actuaban como una muestra de elegancia: todos con trajes entallados y con cortes de pelo a la moda, como si fueran banqueros. Si se tiene en cuenta el auge mediático en torno a las personas famosas y el excelente físico de los deportistas, los contratos de moda no tuvieron que esperar mucho tiempo.

No es extraño, que las primeras filmaciones mas notables, fueron publicidad de ropa interior: entre los deportistas, a principios de siglo, en estas campañas participaron, el sueco Fredrik Ljungberg y el japonés Hidetoshi Nakata. Esta misma temporada, David Beckham apareció en las portadas de todas las revistas masculinas. Más tarde, no se escapó de comerciales en calzoncillos. Los primeros diez años de este siglo, daba la impresión de que los deportistas solo podían proporcionar a la moda su cuerpo y no su personalidad. Basta con ver las filmaciones de moda de Lionel Messi, para asegurarse de esto. Sin embargo, después de la crisis, la sexualidad dejó de ser un medio de venta de productos de moda. Era necesario encontrar algo mucho mas serio.

Un brillante representante de futbolistas-figurines, fue George Best, quien fue el primero en empezar a participar en filmaciones de revistas, abrió su propia boutique y se dejó crecer el cabello. Foto del año 1976
Una excepción notable puede considerarse un contrato muy serio, el que en el año 2006, Giorgio Armani y Andrey Shevchenko concluyeron para la línea superior de su marca. Un momento realmente crucial en la relación entre el fútbol y la publicidad de moda, se puede considerar la campaña, que en el año 2010 en la serie "Core Values" fue filmada por Annie Leibovitz: Zidane, Maradona y Pelé muestran los accesorios más prestigiosos de la época y juegan futbolín con gran entusiasmo, mostrando a como de lugar, que el juego – es lo mas importante. A partir de este momento, la moda comenzó a ser utilizada mucho más activamente la personalidad de los jugadores (y su popularidad). El mismo Beckham ahora supervisa con éxito la línea de ropa de la marca británica tradicional con Savile Rowe. Ronaldo con su propia marca cambió de ropa interior a zapatos y camisas. El fútbol en cooperación con la moda fue mucho más allá del atletismo y del atractivo. Aunque son apropiados excelentes para la filmación tradicional de relojes, perfumería y calzado deportivo.
Un brillante representante de futbolistas-figurines, fue George Best, quien fue el primero en empezar a participar en filmaciones de revistas, abrió su propia boutique y se dejó crecer el cabello. Foto del año 1976
Una excepción notable puede considerarse un contrato muy serio, el que en el año 2006, Giorgio Armani y Andrey Shevchenko concluyeron para la línea superior de su marca. Un momento realmente crucial en la relación entre el fútbol y la publicidad de moda, se puede considerar la campaña, que en el año 2010 en la serie "Core Values" fue filmada por Annie Leibovitz: Zidane, Maradona y Pelé muestran los accesorios más prestigiosos de la época y juegan futbolín con gran entusiasmo, mostrando a como de lugar, que el juego – es lo mas importante. A partir de este momento, la moda comenzó a ser utilizada mucho más activamente la personalidad de los jugadores (y su popularidad). El mismo Beckham ahora supervisa con éxito la línea de ropa de la marca británica tradicional con Savile Rowe. Ronaldo con su propia marca cambió de ropa interior a zapatos y camisas. El fútbol en cooperación con la moda fue mucho más allá del atletismo y del atractivo. Aunque son apropiados excelentes para la filmación tradicional de relojes, perfumería y calzado deportivo.
El sistema de estrellas. El fútbol se convirtió en profesional ya en los años 20 del siglo XX. Al mismo tiempo, los jugadores se ganaban la vida jugando y publicitaban productos. A diferencia de los jugadores de tenis, rara vez era ropa: los jugadores de la vieja escuela todavía no estaban asociados con la moda. La situación cambió en los años 60, cuando en la patria del fútbol, en Inglaterra, se ó la regla sobre el salario máximo de los jugadores. Apenas los deportistas, además de la fama, tuvieron bastante dinero, empezaron a pensar en su estilo y estatus. A finales de la década, todos las caracteristicas del sistema de estrellas eran evidentes. Por ejemplo, los jugadores de "Chelsea". Los futbolistas podían empezar a prepararse para el partido en King's Road, en un restaurante de la entonces diseñadora de modas Mary Kuant y después del juego llegaba al vestuario, una multitud de celebridades desde Steve McQueen y Raquel Welch hasta Elton John y Tom Jones.
Apenas los futbolistas, además de la fama, tuvieron bastante dinero, se colocaron en el "sistema de estrellas". Sin embargo, sus colegas de otras profesiones no eran ajenos al fútbol. El cantante y compositor Elton John incluso llegó a ser vicepresidente del club "Watford". Noviembre de 1973
Los jugadores famosos se vistieron con elegancia, se consideraba una parte necesaria de la imagen y en los juegos fuera de casa - una forma de influenciar a los rivales. El representante más brillante de los futbolistas-figurines de aquel tiempo, fue George Best. Fue el primero en participar en filmaciones de revistas, el primero en abrir su propia boutique y el primero en dejarse crecer el cabello. Su ejemplo siguieron otros jugadores y administradores y hacia los años 80 todos ya se habían transformado. En su mayor parte fue horrible. Hasta ahora, los trajes deportivos de brillantes materiales sintéticos, peinados ridículos, colores deslumbrantes y decoraciones excesivas están asociados con jugadores de fútbol de esos años. Recuerden por lo menos a Gascoigne. Sin embargo, fue esta la imagen que marcó la moda masiva de principios de los años 80. Ahora este estilo, reconocible y llamativo, es usado fácilmente por los diseñadores como un retro irónico.
Los aficionados de los clubes ingleses Manchester United y Liverpool determinaron de muchas maneras el destino de la moda deportiva en los años 80. En la foto: aficionados de Manchester United, 1977
Los aficionados de los clubes ingleses Manchester United y Liverpool determinaron de muchas maneras el destino de la moda deportiva en los años 80. En la foto: aficionados de Manchester United, 1977
Фанаты. Изначальное предназначение спортивного костюма сейчас почти забыто. Для современников это просто одежда, которую не везде наденешь, как ни жаль. О том, что ее целью было сохранить мышцы спортсмена в тепле перед выступлением, почти не вспоминают. Зато без лишнего удивления говорят о «дизайнерских» трениках, их сочетании со шпильками и о весомых ценниках. Это отношение к спортивной одежде родилось на рубеже 80-х во многом под влиянием фанатов великих английских клубов «Манчестер юнайтед» и «Ливерпуль». Болельщики сопровождали их на кубковые игры в Европе и привозили оттуда яркие вещи европейских производителей спортивной экипировки, которые тогда получили известность благодаря модникам-теннисистам Бьорну Боргу и Джону Макинрою. Фанаты других команд тогда еще могли насмехаться над их внешним видом («Вам тренировочные нужны, чтобы после матча легче убегать?»), настолько такая одежда была непривычна вне занятий спортом. Уникальный случай, когда поклонники не желали походить на своих кумиров.
Aficionados. El propósito original del traje deportivo ahora está casi olvidado. Para los contemporáneos, es solo ropa que no se puede usar en todas partes, no importa lo lamentable que sea. Que el objetivo fue mantener calientes los músculos del deportista, antes del partido, casi nadie lo recuerda. Pero sin extrañéz hablan de busos de alta costura, su combinación con tacos y precios de bastante peso. Esta actitud hacia la ropa deportiva nació a comienzos de los años 80, influenciada en gran parte por los aficionados de los grandes clubes ingleses Manchester United y Liverpool. Los aficionados los acompañaban a los juegos de la copa en Europa y traían artículos brillantes de fabricantes europeos de equipamiento deportivo, que luego ganaron fama gracias a los tenisistas- lechugueros Bjorn Borg y John McEnroe. Los aficionados de otros equipos, en aquel entonces aún podían burlarse de su apariencia ("¿Necesita busos de entrenamiento para que sea fácil correr después del partido?"), así de tan inusual, era esa ropa si se usaba mientras no practicas deportes. Era el único caso, cuando los aficionados no querían parecerse a sus ídolos.
Para la presentación del uniforme de los futbolistas, se utilizaban los métodos de la industria de la moda. En la foto: una modelo profesional, en las filmaciones antes de la Copa Mundial enArgentina. Mayo del año 1978
Esto fue, aún más sorprendente para los chicos de la clase trabajadora, en un momento en que la virilidad y el interés en la ropa ligeramente se combinaban. Como consecuencia, las marcas europeas de ropa deportiva heritage sportswear y marcas de ropa inglesa para la recreación, con siglos de historia, se agregaron a los artículos de los fabricantes actuales de uniforme deportivo. Estos últimos tuvieron que curar su imagen durante otros 15 años y los aficionados del fútbol del mundo entero, todavía los consideran su uniforme. La cultura de las tribunas se basaban en el interés por el fútbol, las peleas y la ropa, y su segundo nombre era sasuals. Esta palabra en general describe la ropa, que usa el 90% de las personas modernas.

El gran juego habla con todo el mundo en un lenguaje universal, que lo acerca a la moda - su conversación es comprensible para la mayoría de la humanidad sin traducción. No es de extrañar que hayan estado dialogando durante un siglo y medio.

Analista de la moda Andrey Abolenkin, especial para Welcome2018
Para la presentación del uniforme de los futbolistas, se utilizaban los métodos de la industria de la moda. En la foto: una modelo profesional, en las filmaciones antes de la Copa Mundial enArgentina. Mayo del año 1978
Esto fue, aún más sorprendente para los chicos de la clase trabajadora, en un momento en que la virilidad y el interés en la ropa ligeramente se combinaban. Como consecuencia, las marcas europeas de ropa deportiva heritage sportswear y marcas de ropa inglesa para la recreación, con siglos de historia, se agregaron a los artículos de los fabricantes actuales de uniforme deportivo. Estos últimos tuvieron que curar su imagen durante otros 15 años y los aficionados del fútbol del mundo entero, todavía los consideran su uniforme. La cultura de las tribunas se basaban en el interés por el fútbol, las peleas y la ropa, y su segundo nombre era sasuals. Esta palabra en general describe la ropa, que usa el 90% de las personas modernas.

El gran juego habla con todo el mundo en un lenguaje universal, que lo acerca a la moda - su conversación es comprensible para la mayoría de la humanidad sin traducción. No es de extrañar que hayan estado dialogando durante un siglo y medio.

Analista de la moda Andrey Abolenkin, especial para Welcome2018
Photo credits: The Firm (2009 film), Christian Vierig/Getty Images, ullstein bild/Getty Image, Fotocrónica TASS, Popperfoto/Getty Images, www.1stdibs.com, Timur Emek/Getty Image, Christian Vierig/Getty Images, Kirstin Sinclair/Getty Images, Vanni Bassetti/Getty Images, Gilbert Carrasquillo/Getty Images for Adidas, Werner OTTO/ullstein bild/Getty Image, Venturelli/WireImage, Michael Putland/Getty Images, John Bulmer/Getty Images, Bob Thomas/Getty Images