Por los bulevares de Moscú: de Strastnoy a Sretenskiy

El tramo del Anillo de los bulevares detrás del Monasterio Strastnoy incluye cuatro bulevares, cada uno de las cuales termina antes de realmente comenzar. Pero todos ellos son bulevares campeones: el más ancho (Strastnoy), el más corto (Sretenskiy), el más montañoso (Roxhdestvenskiy), el más sombrío (Petrovskiy). Además, debido a su pequeño tamaño, por lo general no hay mucha gente y se puede disfrutar de unos momentos raros de silencio en Moscú y admirar maravillosos ejemplares de la antigüedad.

Stanislav Krasilnikov/TASS

Hace unos pocos 100 años, en lugar de la amplia plaza Pushkin había un pequeño palmo de tierra,la  Plaza de Strastnaya, donde se apiñaban los cocheros y vendían heno y leña, y la mayor parte del área estaba ocupada por el Monasterio  Strastnoi. En 1931 el monasterio fue demolido y en su lugar hicieron un parque y una escena abierta para conciertos y proyecciones de películas, y en 1961 el cine Rossia fue construido en el sitio de la escena. Detrás del monasterio a principios del siglo XIX estaba la plaza Sennaya que gozaba de mala fama entre sus contemporáneo: aquí  por las noches asaltaban a los transeúntes.

En 1871 Elizaveta Alekseevna Naryshkina con su dinero hizo un gran parque en el lugar de la plaza, que lleva el nombre en su honor Narishkinskiy. "El mejor de los bulevares de Moscú" llama el parque Narishkinskiy Vladimir Guilarovsky en su libro Moscú y los moscovitas. Y hoy en día el bulevar Strastnoy sigue siendo el más extenso y uno de los más tranquilos de la capital.

Nikolay Galkin/TASS

El edificio de cuatro plantas que ahora ocupa la Agencia federal para la prensa y medios de comunicación masiva fue construido en 1878 por el arquitecto Nikolai Tyutyunov para el 1 colegio de mujeres. La parte musical del colegio fue dirigida por Serguéi Rakhmaninov que vivió en los pisos rentables vecinos desde 1905 hasta 1917, en su honor la casa tiene una placa, y el bulevar - un monumento. En el colegio a menudo organizaban actuaciones de aficionados, y las más famosas de sus graduadas fueron las actrices Olga Gzovskaya, María Germanova y, por supuesto, la gran Alisa Koonen.

Después de la revolución en el edificio se instaló la Universidad comunista de los trabajadores de Oriente I. V. Stalin, entre los estudiantes estuvo el futuro Presidente de Vietnam Ho Chi Minh y el gran poeta turco Nazim Hikmet. Y durante la Segunda Guerra Mundial la casa fue entregada al Comité de radio, y fue precisamente  desde aquí ya después de la guerra llegaba a todo el país la voz del famoso locutor Yuri Levitan.

Nikolay Galkin/TASS

Un edificio precioso con un pórtico clásico apareció como resultado del terrible incendio de Napoleón. En el lugar de las mansiones quemadas deTtalyzin y Vlasov compradas por la tesorería se decidió construir el complejo de edificios de la imprenta de la Universidad de Moscú. Construyeron rápido, así el edificio en el bulevar Strastnoy fue construido durante 1816 por el proyecto del joven arquitecto de la universidad Nikolay Sobolevskiy. Este edificio fue llamado Redaktorskiy, la tipografía trabajaba a la vuelta de la esquina, en el edificio en Bolshaya Dmitrovka, y aquí durante 100 años, desde 1817 hasta 1917, se instalaron las redacciones de periódicos y revistas, en particular, el periódico Moskovskie vedomosti con el apartamento del editor. Y en el primer piso se encontraba la famosa tienda de la universidad del vendedor de libros Aleksandr Shiryaev "la mejor y la más rica en Moscú", y muchos escritores del siglo pasado la visitaban con regularidad buscando libros. Acerca de esta casa se puede decir seguramente que la visitaron todos los escritores y poetas importantes del siglo XIX: Alexander Pushkin y Mikhail Lermontov vinieron aquí por libros, Leon Tolstoy, Ivan Turgenev, Nikolai Leskov y Fyodor Dostoevskiy visitaban a menudo al editor de Moskovskie vedomosti  y del periódico Russkiy vestnik de Mikhail Katkov.

En la década de 1960 la casa fue entregada a la Sociedad teatral de Rusia y se conservó perfectamente hasta nuestros días. Hasta del día de hoy aquí se encuentra

Nikolay Galkin/TASS

La casa de la ciudadana honorosa Elaguina fue construida a finales de siglo XIX por el arquitecto Alexandr Dranitsin. Ya en la década de 1920 aquí se se alojó la asociación de revistas y periódicos Zhurgaz y la editorial Ogoniek. Y en la temporada cálida aquí se mudaba el restaurante del Club de los trabajadores de teatro, donde bajo los sonidos de la orquesta de jazz de  Aleksandr Tsfasman festejaba la élite intelectual de Moscú (la entrada al edificio era sólo por un pase). Se cree que los ecos de la orquesta se reflejaron en la novela de Mihail Bulgakov El maestro y Margarita, el mismo escritor, un gran amante de la vida amplia, venía a menudo aquí, y bajo la apariencia de director del restaurante de la casa  Griboyédov Archibald Archibáldovich es fácil adivinar la figura de Yakov Rozental, el director del restaurante del Club de los trabajadores de teatro. Sin embargo, en contraste con el restaurante de la novela de Bulgakov la casa de  Elaguina no sólo no se quemó, sino también casi por completo preservó los interiores únicos: puertas, lámparas de techo, estufas. La casa se considera un monumento de la arquitectura, en el interior se encuentran oficinas.

Nikolay Galkin/TASS
El edificio que llegó hasta nuestros días del palacio de los príncipes Gagarin, decorado con un potente pórtico de doce columnas es una de las últimas obras del arquitecto Osip Bove que data de 1826. Precisamente este arquitecto de origen italiano tuvo la oportunidad de reconstruir Moscú después del incendio de Napoleón: Alexandrovskiy sad, Manezh, plaza Teatralnaya y el Teatro Bolshoi, el Arco del Triunfo que en su tiempo estaba en la Tverskaya Zastava. En este grupo de importantes edificios públicos se pone de manifiesto la enorme importancia que tuvo este palacio en el aspecto de Moscú de siglo XIX. De hecho, su gloriosa historia comienza antes de Bove: ya en el siglo XVII aquí habían palacios de piedra, y en 1775 el gran arquitecto Matvei Kazakov erigió en este sitio un nuevo palacio. Este palacio fue famoso principalmente por el Club inglés que se encontraba allí. En su novela La guerra y la paz Lev Tolstoy describe una cena de gala, que fue organizada en el club en 1806 en honor del general Bagration, héroe de la batalla de Schon Grabern: "El 3 de marzo en todas las habitaciones del Club Inglés se oían voces hablando, y al igual que las abejas durante la migración de primavera, se escurrían hacia atrás y adelante, sentados, de pie, convergen y divergen, en uniforme, casacas, e incluso algunos enpolvados y con  abrigos, miembros e invitados del club ".

Otro testimonio muy diferente nos dejó el escritor frances Marie-Anri Beyl, más conocido como Stendhal, que observó como los oficiales de Napoleón en 1812 devastaron las bodegas de vino del príncipe: "El club está decorado según el gusto francés, se ve majestuoso y ahumado." Después del incendio en el edificio reconstruido decidieron no restaurar el club, la tesorería compró el palacio y abrió el Hospital de Nueva Catalina, que más tarde se convirtió en el Primer hospital clínico de la Universidad de Moscú. Aquí, en particular, practicó siendo estudiante Anton Pavlovich Chekhov y sirvieron sus famosos profesores. Bajo el poder soviético el hospital se convirtió en el 24 urbano y así se mantuvo hasta el 2008, y después de la restauración del edificio pasó a la Duma de Moscú.
Nikolay Galkin/TASS

El Petrovskiy bulevar fue dañado gravemente por el incendio en 1812, se quemaron árboles y edificios, y después de su restauración no alcanzó el nivel aristocrático de Strastnoy y más aún de Tverskoy. Aquí, básicamente, vivía la clase media - comerciantes e intelectuales. No es un bulevar de gala: a lo largo de una pequeña arboleda se abarrotan las estrechas casas de vecindad y la decoración principal es una vista al Monasterio Petrovskiy. Pero el bulevar escribió su capítulo en la historia de la cultura rusa. Por ejemplo, en la mansión urbana No. 5 el compositor Reinhold Glier escribió el primer ballet soviético La amapola roja, en el No. 19 del doctor Pikulin se reunió el pequeño círculo de escritores de Moscú, donde, en particular, estaban a menudo Afanasiy Fet y Yuri Grigorovich, y en el famoso restaurante Ermitazh se divertía toda Moscú.

Nikolay Galkin/TASS

El antiguo edificio en Petrovskiy fue construido en la década de 1780 para Rostislav Evgrafovich Tatishchev, el nieto del famoso historiador y las casas a ambos lados fueron una vez sus alas. La casa original de la mansión es una creación del gran arquitecto, fundador del clasicismo de Moscú Matvey Kazakov. Se conoce una leyenda de como Tatischev recibió aquí al emperador Pavel I en una sala amueblada con espejos que en el momento parecían un truco sorprendente.

De los Tatischev la mansión pasó alos  Vyazemskiy, pero los más famosos de sus propietarios fueron  los excéntricos Katuar, una familia de comerciantes originaria de Francia, vendedores de té, vino y seda. En 1860 ellos compraron la casa, ordenando su reconstrucción al arquitecto  Aleksandr Kaminskiy, un destacado representante del estilo ecléctico de Moscú. De 1897 a 1904 en esta casa trabajó la editorial del periódico Kurier, uniendo a los escritores de izquierda. Durante su corta existencia Kurier publicó a Maksim Gorkiy, Anton Chekhov, Ivan Bunin y a muchos otros autores conocidos, y Leonid Andreev, por ejemplo, que sirvió de reportero de la corte se hizo famoso después de la publicación en Kurier de su cuento Bargamot y Garasko.

Nikolay Galkin/TASS

En 1900 la familia de vendedores de vino Depre encargó al arquitecto Roman Klein reconstruir su casa en Petrovskiy Boulevard. El destacado arquitecto de Moscú de la segunda mitad del siglo XIX Roman Klein dedicó 20 años de su carrera a la construcción de su principal obra maestra, el Museo de bellas artes en la calle Volkhonka (hoy en día - GMII  A. S. Pushkin) siendo al mismo tiempo uno de los arquitectos más populares y prolíficos de su época. Klein era especialmente popular  entre los comerciantes e industriales, y sus obras siempre de gala incluso sin una gran cantidad de detalles sobrantes reflejan perfectamente el espíritu de Moscú que busca una belleza sin adornos.

La casa Depre no es la obra más famosa de Klein, pero se distingue por su estilo ecléctico que combina características de clasicismo y moderno, así como una elegancia minuciosa del acabado . Sin embargo, en tiempos de Depre esta casa fue conocida no a causa de su arquitectura: en la planta baja había una tienda que vendía vinos franceses famosos en todo Moscú. Incluso en la época soviética la casa siguió oliendo al vino: aquí estaban los almacenes de la fábrica cercana de vinos y coñacs armenios Samtrest. La continuidad se conserva: desde el 2013 en la antigua casa Depre hay un bar de champán.

Nikolay Galkin/TASS

En losaños  60 del siglo XIX el cocinero  Lyusen Olivie, creador de la famosa ensalada y el chef más famoso de Moscú, compró al comerciante Yakov Pegov una parcela grande de tierra en el Truba, un terreno baldío donde el río Neglinnaya fluía antes de que lo escondieran en un tubo subterráneo. La taberna Afonkin kabak en la esquina de Neglinnaya y Petrovskiy era famosa porque entre  las macetas con flores se escondían los  camareros y silbaban imitando a ruiseñores, y en un terreno baldío frente a la taberna "por la noche se oía el croar de las ranas y los gritos de los transeuntes asaltados" (Vladimir Giljarovsky, Moscú y los moscovitas). Olivier pavimentó la plaza y las calles vecinas y en lugar de la taberna construyó un restaurante (el arquitecto Dmitriy Chichagov).

Incluso hasta la Revolución el Ermitazh de Olivie (más tarde - Ermitazh) fue el restaurante más famoso de la capital. Vladimir Giljarovsky incluso le dedicó en su libro Moscú y los moscovitas un capítulo especial, donde no sin esnobismo describe las décadas de su gloria:

"Espléndida sala blanca de columnas de Ermitazh". Aquí celebraban los aniversarios. En 1899 en los días de Pushkin, hubo cena de Pushkin a la que asistieron todos los escritores famosos de la época.
Pero generalmente aquí se celebraban las bodas más ricas de comerciantes para cientos de personas.
“Y comieron los "sucios" con las manos de las vajillas saxónicas todo: y los patos de Rouen suministrados de Francia, y las perdices rojas de Suiza y el pescado-sal del mar Mediterráneo ...Las manzanas Kalvil, cada una con un escudo de armas, cinco rublos cada una al comprarlas ... Y escondían los huéspedes de Zamoskvorechie en los bolsillos traseros de sus abrigos largos con falda las peras y manzanas para llevarlos a Taganka, a sus casas anticuadas que olían a aceite de madera y col agria"...  De hecho, el restaurante no era menos popular entre los intelectuales de Moscú que entre los comerciantes: aquí celebró su boda Piotr Ilich Chaykovskiy,  se daban cenas solemnes en honor de Ivan Turgueniev  y Fiodor Dostoyevski, Maxin Gorkiy celebró el estreno de “En el fondo”, se organizaban regularmente "cenas de profesores" y cada año se celebraba ampliamente el Día de Tatiana, la fiesta en honor de la fundación de la universidad de Moscú.

Después de la revolución aquí se instaló la Casa del campesino, y  en 1989 el edificio pasó al teatro Escuela del drama moderno. Por desgracia, en el año 2013 el edificio sufrió un incendio fuerte, y por el momento está esperando la restauración .

Nikolay Galkin/TASS

Dando un paseo por los bulevares encontramos una gran cantidad de iglesias maravillosas, pero hay pocos lugares donde tienen el mismo significado que en el bulevar Rozhdestvenskiy. El mismo bulevar está situado entre dos monasterios Rozhdestvenskiy al principio y Sretensky al final. Hubo un tiempo cuando el espacio entre los monasterios estaba ocupado por las tierras cultivables del monasterio, y aquí vivía la gente del monasterio, pero al derribar los muros de la Ciudad blanca todo el espacio fue ocupado por tiendas. Sólo el incendio de 1812 ayudó al bulevar Rozhdestvenskiy a convertirse en en lo que es ahora. Pero hasta ahora, el bulevar conserva su ambigüedad: al frente de la última línea de antiguas mansiones que aún mantienen la defensa se alinea una fila de altos edificios de apartamentos. Los contemporáneos despreciaron los edificios de apartamentos, pero hoy en día podemos ver su belleza en estos intentos de modernismo.

Nikolay Galkin/TASS

El Monasterio de la Natividad de la Virgen fue fundado en Moscú en 1386, seis años después de la victoria en la batalla de Kulikovo, que tuvo lugar exactamente en el día de la Natividad de la Virgen, el 8 de septiembre (estilo antiguo) de 1380. Desde entonces vió mucho y fue reconstruido varias veces, pero la pared de color rojo que corre a lo largo del bulevar está aquí desde el siglo XVII. Desde el bulevar apenas se ve el monasterio, se ve la cúpula de la Iglesia de Nuestra Señora de Kazán, construida a principios del siglo XX, y los edificios de las antiguas celdas monacales y un refugio para niñas huérfanas.

Nikolay Galkin/TASS

"En la esquina de la callejuela Maliiy Kiselniy y del bulevar Rozhdestvenskiy el vagón de  tranvía de mulas se detiene frente la mansión de lujo desde la entrada de la cual a los pasajeros del tranvía miran amenazante dos leones que guardan las caras puertas talladas, decoradas con bronce," contaba Vladimir Giljarovsky en "Moscú y los moscovitas".

Y Nikolay Alekseevich Nekrasov:

"En la feliz Moscú, en la Neglinnaya,


Con leones, con rejas alrededor,


Se encuentra una casa solitaria


Adornada con escudos ".

Ya hace tiempo que no hay leones, y la antigua casa sigue en pie. Su más famoso dueño fue Alexandr Fonvizin, el padre de los decembristas  Mikhail e Ivan, que organizaban aquí reuniones de la organización Unión de la     prosperidad de Moscú . Y la esposa de Mikhail, Natalia Dmitrievna Fonvizina, de soltera Apukhtina, se consideraba en la sociedad el prototipo de la Tatyana de Pushkin. Fue realmente "fiel eternamente" a su marido, lo siguió a Siberia.

La próxima dueña de la casa, la protectriz de Petr Ilich Chaykovskiy, baronesa Nadezhda von Meck, la reconstruyó completamente, conectándola con un ala separada, adornándala con estuco y haciendo un pórtico clásico, y la modesta mansión noble adquirió la forma correspondiente a su importancia histórica. Ahora aquí se encuentra el Comité Estatal de la Pesca de la FR.

La fachada ricamente decorada con estuco es una consecuencia de la reconstrucción de esta antigua mansión, hecha en la década de 1870, cuando los famosos propietarios, la familia de los Pavlov, ya la habían abandonado. Pero esta casa es interesante no por sus guirnaldas y monogramas de la fachada, sino como un notable monumento a la época de Pushkin. En aquél tiempo aquí vivía Karolina Karlovna Yanish, la hija del profesor Karl Yanish y una de las mujeres más educadas de su época. La admiraba el científico Aleksandr Humboldt, la valoró el crítico literario Vissarion Belinskiy y el poeta polaco Adam Mitskevich, que le dio clases particulares de polaco, se enamoró y quería casarse con ella. Pero los padres no le dieron el consentimiento para casarse con  Mickiewicz y en 1836 a Caroline la casaron con el escritor Nikolai Filippovich Pavlov. En su casa la familia de los Pavlov organizó los jueves literarios, los visitaron todos: Baratynsky, Gogol, Fet, Herzen, Ogarev, Chaadaev ... Y Mikhail Yurevich Lermontov en 1840 salió de aquí a su último exilio. "El salió triste. La noche era húmeda Nos despedimos en el porche", recordaban los participantes de aquél encuentro. 

El edificio es de esta construcción antigua, de antes del incendio de 1812, la casa sorprende la vista hasta el momento, aunque se cree que las restauraciones la dañaron gravemente. Pero no es famosa por su arquitectura: en los años 1933-1943 aquí vivió el poeta Demyan Bedniy, aquí mantuvo su magnífica biblioteca. Hoy en día y el apartamento del poeta y la biblioteca se convirtieron en parte del Museo estatal de literatura.

Nikolay Galkin/TASS

La casa de los príncipes fue construida en 1908-1909 por el arquitecto Gustav Gelrihk. Hoy en día es uno de los mejores monumentos del moderno de Moscú armonioso en todos sus elementos: el acabado de piedra de color rosa de los pisos inferiores se combina con las  baldosas de color beige de la parte superior, el laconismo de ellas se combina con elementos de estuco, figuras de un joven y una joven en el piso superior de ventanas centrales salientes, balcones de hierro forjado. Hoy en día hay es una casa, y antes de la guerra fue una casa de apartamentos: los apartamentos se alquilaban para consulados, y en uno de ellos vivíó el famoso filósofo-místico Georgiy Gurdzhiev, el fundador del “Instituto para el desarrollo humano armónico”.

Nikolay Galkin/TASS

Este otro edificio de apartamentos en el bulevar Rozhdestvenskiy fue construido en 1902 por el arquitecto Pavel Zarutskiy. La casa es notable por los elementos del modernismo: las molduras decorativas, rejas de hierro forjado del balcón, ventana saliente de esquina con una pequeña torre, mascarones de mujerespor debajo de las cúpulas de la fachada. Una hermosa leyenda se asocia con el edificio: aquí en los años 1910-1920 vivió la bailarina Ekaterina Geltser, y el barón Carl Gustaf Emil Mannerheim, el futuro feldmariscal de Finlandia la visitaba. La leyenda cuenta que en 1924 el Barón regresó de incógnito a la Rusia soviética para casarse con Geltser y llevarla a Finlandia, pero ella se enfermó y se quedó en Moscú. Todo eso se parece más a un cuento hermoso que a un hecho histórico, pero para la casa fabulosa de Zarutskiy esta leyenda no podría ser más adecuada.

Nikolay Galkin/TASS

Este pequeño templo en la esquina de la la calle Sretenka es uno de los más antiguos de Moscú, ya se mencionaba en las listas de iglesias "cuarenta veces cuarenta" de Moscú en el siglo XVII. Durante la invasión de Napoleón el edificio fue destruido completamente desde el interior y ya fue re-pintado en los años 1901-1902 por los mejores pintores de su tiempo. Tal vez estas pinturas lo ayudaron a sobrevivir en los tiempos soviéticos, cuando aquí se ubicaba la exposición de la Flota marítima de la URSS. Hoy en día, el templo pertenece a la comunidad del Monasterio Sretensky y está reabierto al culto. Con este templo están vinculadas dos grandes leyenda. Según una, la boda del viejo decrépito con una joven que se celebró aquí  inspiró a Vasiliy Pukirev para el  cuadro  “El matrimonio desigual”. Según otra, en la tesorería de la iglesia se guarda una de las treinta monedas de plata por las que Judas vendió a Cristo.

Alexandr Zelikov/TASS

La longitud del bulevar Sretensky es sólo 214 metros. Comienza en la plaza Sretenskie Vorota que dio nombre al bulevar y termina en la plaza Turguenevskaya. La plaza Sretenskaya es famosa por el hecho de que en el siglo XIV en este sitio los moscovitas encontraron al icono milagroso de la Madre de Dios de Vladimir, traído de Vladimir a la capital para proteger al país de la invasión de Tamerlán. El conquistador de repente se viró de Moscú y el lugar recibió su nombre histórico de la palabra Sretenie, que traducido del eslavo significa "reunión". En el siglo XVII aquí vivían vendedores y artesanos, luego la región fue ennoblecida  y los comerciantes se trasladaron aquí, por ejemplo, a la cercana Miasnitskaya. El bulevar fue organizado en 1830 y fue un lugar de encuentro de los estudiantes de la Escuela de pintura de Moscú , que estaban cerca. Acerca del público que se encontraba aquí, se puede juzgar por el cuadro de Vladimir Mayakovskiy En el bulevar, escrito en 1887. Los personajes principales del cuadro son un joven artesano, ex campesino, que llegó a Moscú para ganar dinero, y su esposa.

En el siglo XX el el bulevar fue reconstruido dos veces, allí plantaron nuevos árboles y cambiaron los bancos. A finales de 1970 aquí apareció el monumento a Nadezhda Krupskaya, la esposa del líder bolchevique Vladimir Lenin, en 2008 en el otro extremo del bulevar pusieron el  monumento al gran inventor Vladimir Shukhov.

Alexandr Zelikov/TASS

Es una  casita de un piso y medio que se ve en la callejuela Miliutinsky es uno de los edificios más maravillosos de la vieja Moscú. A finales de los años treinta del siglo antepasado el consejero de estado Ivan Danilovich Loris-Melikov invitó al famoso arquitecto Mikhail Bikovskiy a reconstruir los palacios de piedra de los comerciantes del siglo XVIII en la esquina del  bulevar Sretenskiy y la callejuela Miliutinskiy (hoy delante de esta casa está un edificio de seis pisos de estilo constructivista de la década de 1920, y las eras de arquitectura en el bulevar se abren  como capas).

Bikovskiy erigió un edificio en el estilo del clasicismo ruso con una decoración lacónica: la planta baja decorada con sillar almohadillado con ventanas bajas cuadradas crea una sensación de solidez y las altas ventanas del segundo piso principal con platabandas de marco dan elegancia. Pero la verdadera belleza estaba dentro: cariatides sobre la escalera de entrada, salas diseñadas en varios temas, molduras, columnas de mármol artificial ...
A veces la casa tenía suerte a veces no: la reparación general de 1928 destruyó una gran parte del acabado, y a finales de la década de 1980 la casa pasó a la dirección de la Fundación cultural de Rusia y todo fue restaurado cuidadosamente, después el edificio llegó al abandono. Otros intentos de la restauración fueron hechos por inquilinos temporales, el equipo de la mansión creativa Freelabs. Se conservó mucho en la casa y no sólo los detalles del interior, sino también, por ejemplo, los marcos tallados de madera de las ventanas de la segunda planta, a través del cual la vieja casa mira al bulevardSretensky .

Alexandr Zelikov/TASS

Es una casa de vecinidad de dos edificios monumentales, construidos en 1902 por el arquitecto Nikolai Proskurin. El complejo en el estilo ecléctico con elementos de estilo neorrenacentista y moderno es completamente autónomo: tiene planta de energía propia, sistema de ventilación con humidificación del aire, pozo artesiano, alcantarillado y calefacción. El edificio es uno de los primeros en Moscú dotado con ascensores, en el sótano está abierta una lavandería vinculada con la parte residencial con un ascensor de carga. Ciento cincuenta apartamentos en los que vivían en su mayoría científicos, abogados y médicos prominentes se dividieron en zonas de trabajo y residenciales, todos los pisos tienen parquet, hay chimeneas y molduras.

En la época soviética aquí se ubicaba la Dirección general de artillería del Ejército Rojo, así como el departamento de literatura (LiTo) de Glavpolitprosvet de Narcompros y la redacción del periódico Gudok, en que en los años 1920 trabajó el escritor Mikhail Bulgakov. El arquitecto francés Le Korbyuze, quién aconsejó a las autoridades soviéticas demoler la mitad de Moscú para construir sus edificios constructivistas, consideraba la casa uno de los edificios más bellos de la capital. Una parte importante de la casa Rusia son enormes puertas de hierro forjado, por lo que el edificio es a veces llamado por el pueblo "La casa con la puerta."