Сementerios históricos

Nikolai Galkin/TASS

El cementerio armenio fue fundado en 1805 por la iniciativa de Minas Lazarevich, anciano de la diáspora armenia, vástago de una familia respetada de la capital, que construyó cuatro iglesias y el Instituto de Lenguas Orientales  en Moscú. El cementerio armenio consta de        bóvedas monumentales y      sepulcros de finales del siglo XIX - principios del siglo XX, callejones oscuros y una iglesia-rotonda, en que están enterrados todos los miembros de la familia de Lazarev (una versión rusificada del nombre Lazarevich). Rara vez se realiza un entierro en el cementerio armenio,  allí no hay mucha gente y reina la tranquilidad.

Nikolai Galkin/TASS

Es uno de los cementerios más famosos de Moscú fue fundado a finales del siglo XVII como lugar de enterramiento para los muertos por la peste. Antes de la epidemia que estalló en 1771 los muertos generalmente se enterraban en los cementerios de las iglesias y monasterios, los enterramientos no eran masivos. El conde Grigory Orlov que organizó la lucha contra la peste, decidió hacer fosas comunes fuera de los límites de la ciudad, incluso en Vagankovo. Con el tiempo olvidaron la peste, Vagankovsky entró en los límites de la ciudad y se ha convertido en un cementerio común de la ciudad.

En el siglo XIX la ciudad creció, el precio de la tierra subió y el cementerio se convirtió el un lugar de descanso eterno de los residentes de honor como el panadero Ivan Filippov, que producía el mejor pan en Moscú. En el siglo XX aquí empezaron a enterrar a los artistas, deportistas, científicos destacados. Aquí se encuentran las tumbas de los poetas Serguéy Esenin y Vladimir Visotskiy, pintor Vasiliy Surikov, fisiólogo Kliment Timiryazev, futbolistas Eduard Streltsov y Lev Yashin y muchos otros. Los mejores escultores y artistas crearon los sepulcros para las tumbas, y ahora el cementerio Vagankovskoe es una bella necrópolis cubierta de robles y álamos.

Nikolay Galkin/TASS
El cementerio fue fundado a finales del siglo XIX cerca de las paredes del convento Novodevichiy. Es el lugar de enterramiento de los mariscales, destacados científicos, artistas y héroes del país, la segunda necrópolis por su pomposidad después de la muralla del Krémlin. Aquí están las tumbas de los escritores Nikolay Gogol, Anton Chekhov, Mikhail Bulgakov, los poetas Vladimir Mayakovsky y Denis Davydov, el príncipe Serguéy Trubetskoy y Matvey Muravev-Apostol, el cantante Fedor Shalyapin, director Serguéy Eyzenshteyn, el pintor Isaac Levitan. Actualmente prácticamente no se entierraa nadie en el Cementerio Novodevichie.

Valeriy Sharifulin/TASS

La necrópolis de los nobles situada en el territorio del monasterio Donskoy y ocupa casi la mitad de las tierras monásticas. El cementerio no fue objeto de reestructuración y reconstrucción en la época soviética por lo que se ve igual que antes de la revolución: bóvedas con nombres nobles conocidos y magníficas tumbas cubiertas por la hiedra. A mediados del siglo XX aquí trasladaron los restos de las tumbas demolidas junto con los cementerios, iglesias y monasterios. Dieciocho tumbas son objetos culturales de importancia federal.