Comida callejera

Alexander Zelikov/TASS
Reservar La Organización autónoma no lucrativa «Comité de organización «Rusia 2018», no se responsabiliza de los servicios prestados por terceras personas, relacionados con reservas en lugares de alimentación.

Nizar – un hombre procedente de Líbano que se estableció en Moscú, posee la red de cafés "Beirut" durante muchos años. Cocina también  "para los suyos": cada fin de semana el pequeño restaurante está lleno de aficionados del narguile y las bocanadas de humo, y a la hora de comer -  de los amantes de la shawarma  honesta, jugosa y muy grande (o los  platos del día) con sopa, papas fritas y té.

Aquí la shawarma se hace a maravilla. Además, hay un l menú principal, en el hay falafeles sabrosos, ensalada Zaytun con aceitunas, tabulé sazonado, quimbombó y Baba Hanus (estos platos es mejor tomar para un grupo, porque son grandes), berenjena rallada con tahina mtabbal, pequeños pasteles fritos sambusiki  con carne, espinacas o queso.

Vale la pena beber la limonada libanés tradicional, los ingredientes para la cual Nizar ordena en Beirut, y el café - en una cafetera hermosa. Nizar se jacta: si no le gustara el plato, le devolverá el dinero.

Александр Зеликов/ТАСС

La comida griega en Moscú está pasando por un boom sin precedentes: todos súbitamente quisieron pita, gyros y tzatziki, y por lo tanto los lugares con comida griega aparecen cada vez más - la red de "Calimera" es un ejemplo.

La ensalada griega "Horiatiki" se hace aquí como en Atenas: con un gran pedazo de queso feta y conuna cantidad considerable de aceite de oliva. En la salsa kaftero se pone soló el queso griego verdadero.

De postre tiene un budín de arroz muy simpático - rizogalo. Pero tiene las riendas de todo, por supuesto, la pita con rellenos: se pueden poner chuletas keftedes de cordero con menta, hummus, tomates, cebollas rojas, - todo esto lo asarán en la parrilla. Tiene un montón de rellenos: desde calabacín al horno hasta los camarones con tapenade de aceituna y sin.

Los griegos son famosos por su comida sana, por lo que definitivamente le recomendarán la sopa de lentejas o la ensalada con repollo Lohan aliñada con yogur griego, espeso, como una buena crema. El yogur, por cierto, se lo puede llevar con usted - para el desayuno no hay nada mejor  que el yogur con miel.

Alexander Zelikov/TASS

Escondido en los patios del monasterio georgiano Georgievsky, la tienda-café es un lugar donde muchos georgianos de Moscú compran madzun, miel de montaña, merengue de pistacho, suluguni  y otra comida casera para llevar a casa.

En la primera planta  hay una tienda,  en la planta baja - un pequeño restaurante con cocina-pastelería. Aquí se cuece pan, gira khachapuri, lobiani, phlovani, kubdari y adzharuli,  enrolla  nadugi fragante con suluguni y asan a la brasa el el steak georgiano de carne marmoleña de novillos chalagadzhi.

Arriba, necesita 15 minutos estar en una gran cola de hombres adustos, para comprar los maravillosos pasteles con ajo de oso y la principal torta de Georgia "Snickers" (exactamente lo que se come enEscondido en los patios del monasterio georgiano Georgievsky, la tienda-café es un lugar donde muchos georgianos de Moscú compran madzun, miel de montaña, merengue de pistacho, suluguni y otra comida casera para llevar a casa.

Alexander Zelikov/TASS

El  plato principal de la red "Grill & Gyros" es un clásico de los  gyros griego, es decir pita doblada, a la que se añade con mano generosa papas fritas, carne, ensaladas, salsa tzatziki, tomates y algunas veces - hummus y queso.

En un pequeño Bistro bajo la dirección del jefe-griego es difícil vencer un gyros. Él es tan grande que todo el relleno  tiende a caer fuera de él. Hay unas pitas-tortillas en parrilla un poco más cuidadosas,  con queso feta y aceitunas, así como ensaladas. 

Para la diversión de los visitantes rusos el jefe añadió al menú el gyros con pepinos en salmuera y gyros con la salsa "Sorpresa" - con mayonesa y salsa de tomate, y ahora están entre los más populares. Aparte, en el restaurante se pueden comprar aceite de oliva, que se utiliza aqui para cocinar - y muchos arramplan  unas cuantas botellas de una vez, porque es muy fragante - y las aceitunas son de un tamaño grandioso. No pasó sin bocadillos (pero ellos no llaman tanto la atención como gyros) y un buen café - en el calor se recomienda encarecidamente  beber frío.

Alexander Zelikov/TASS

Uno de los pocos cafés con comida chipriota en Moscú - es una venta animada de el mercado Danilovsky . Aquí se hace la pita con falafel, pita con halloumi, pita con souvlaki y sopas muy calientes y nutritivas (perfecto para el invierno): por ejemplo, la sopa de tomate picante con pasta  orzo.

No hay mucho entremés, pero están hechos perfectamente: el hummus es suave y delicado, tabula es fresco y animado,  halloumi - con las tirillas  de la parrilla. Puede tomar un kit de Meze: uno caliente y tres entremés fríos para elegir.

Después de la sopa y entremés debe s ordenar kupes - pasteles tradicionales de bulgur con pavo, o cordero con  menta, o pavo, o setas. Cada pastel se sirve con una rodaja de limón para exprimir sobre él - el sabor se vuelve más brillante. Y a continuación, es necesario beber café  oriental o frappe griego  - esto es para el verano.

Alexander Zelikov/TASS

Lao Lee es una cafetería minúscula, media sala y tres mesas. Aquí cocinan comida callejera vietnamita simple .

El menú es corto, pero muy claro: sopas, bollos al vapor, spring-rollitos, un poco de camarones y un par de productos dulces. Aquí hay una  cola eterna: para la sopa pho-bo, que, gracias a la abundancia de carne tierna puede sustituir una comida completa; para los bollos al vapor Bánh bao con carne, dulces  Bánh bao kim sa- con crema de coco y calabaza - y nemami con tofu al horno en el mejor papel de arroz.

Salsas y comestibles, que pueden llevarse a casa, se apilan encima de la cocina abierta apretada: chile picante, pimientos marinados, té verde excelente y barato, café, chips de árbol del pan y camarones. Y en el refrigerador - zumo de mango y club-mate. Aquí vienen vietnamitas también - por eso todos los empleados estudian el idioma vietnamita y conducen a una página en ese idioma en Facebook.

Alexander Zelikov/TASS

Una placa gastada con el jeroglífico, un emblema con el gato japonés Maneki-neko, una pequeña sala con una barra estrecha y el menú, ascético, como el interior del lugar mismo.

Lucky Noodles comenzaron como una tienda de tallarines, de las que hay muchas en Estados Unidos y en China: barato, rápido y muy sabroso. En el menú, desde que el café se expandió se convirtió en una red,  ahora son no sólo tallarines: con pollo, camarones o carne en caldo, en wok - a lo chino, a lo japonés, Malasia, Hong Kong. Ahora hay un arroz en wok  con camarones y rollos, ensaladas, sándwiches Bánh Mì.

En los refrigeradores está la cerveza asiática - Asahi y Tsingtao - y la australiana Lucky Beer en una botella con Buda repujado en ella. Bajo el techo se cuelgan linternas de papel rojas que añaden colorido al lugar.

Alexander Zelikov/TASS

Meat point es un diamante entre los muchos puestos de Moscú con shawarma: aquí se hace una comida callejera turca fina y delicada. Kofta, fresca, frita a su vista en la parrilla, muy jugosa, se puede comprar en forma de croqueta, o se puede pedir envolver en una pita o pan; se puede sin nada, y es posible - con verduras frescas.

La koftaes pequeña, por lo que no puede contentarse con una, tres o cinco es de molde. Se puede tomar muchas servilletas: la kofta de forma inevitable se rezuma a través de la pita.

Las posiciones en el menú son no más de diez, pero no es necesario esperar el pedido (incluso si vino a las dos de la noche) durante mucho tiempo. Mientras espera, puede beber café: turco, fuerte, preparado en el cezve en la arena.

Alexander Zelikov/TASS

Pequeño pabellón con una selección impresionante de pitas. La pita en esta red es muy fina y amplia: aquí se cortan, rellenan, y luego se envuelven. Finalmente no hay mucho pan, y el relleno, por el contrario, es abundante.

Los rellenos son -griego (con pollo, queso feta y tzatziki), steak (con filete, con jalapeño, setas y queso), "César" (con queso parmesano y bacon), así como pollo y verduras en varias otras combinaciones.

La pita resulta del tamaño de un plato grande y llena en un instante. Aquí mismo se hace falafel y pita vegetariana - con preocupación por los que no comen carne..

Alexander Zelikov/TASS

La Red "Plov beri" es una variente excelente café - comedor donde la comida se debe  poner en una bandeja y tomar, tomar, tomar. En el laberinto de mostrador hay kok-samsa vaporosa con verduras, lagman caliente y espeso, empanadillas crujientes.

Rey del menú de la red, por supuesto, es el plov: fragante, picante y muy abundante. Aquí hay de dos tipos: de pollo y chayhansky tradicional, con cordero. Una porción es un contenedor de cartón bastante voluminosa con grandes cubos de carne. Es difícil comer algo más después de él, pero es imposible resistir. 

Alexander Zelikov/TASS

La red "PRIME" es el lugar perfecto para un almuerzo  rápido, pero saludable, o un refrigerio corriendo: refrigeradores luminosas con triángulos de sándwiches, baguettes, de las cuales sobresalen divertidas hojas de lechuga, cubas de sopa del día (ramen con pechuga de pollo, de setas, de pavo y espinaca, borshch), cajas con cuscús con hígado, perlotto con setas y guisado de hortalizas, hileras de rollos y sushi.

Para el desayuno aquí sirve papillas deliciosas tradicionales con fruta o la inusual de farro con semillas de chía. Los sandwiches son la causa por la que todos aman "PRIME": son vaporosos y con mucho relleno. Hay con manzana y pavo, atún y huevo, con salmón al estilo normando, con pavo ahumado, filete de pollo y  bacon, pepino y huevos. Para los que no pueden comerse dos sándwiches enormes, puede tomar los bageles: con salmón salvaje, pavo, jamón y queso. En pequeñas bolsas en la caja están  los tentadores engañadores  - galletas, céfiro casero y barras de nuez de miel.

Alexander Zelikov/TASS
Reservar La Organización autónoma no lucrativa «Comité de organización «Rusia 2018», no se responsabiliza de los servicios prestados por terceras personas, relacionados con reservas en lugares de alimentación.

Piernas de cordero asadas en días de fiesta, ensaladas de verduras frescas con aceitunas y aceite de oliva de lunes a viernes, tomates rellenos y pimientos Gemista, salchichas de pollo, kebabes, sopas, café en la arena, té de hierbas y limonadas sin pretensiones pero muy sabrosas - todo en Sito se hace con el alma y la disposición griega.

Víveres- sólo los más frescos y en parte de Grecia. Las recetas son familiares, se transmiten de generación en generación. La cocción - en presencia de los visitantes, con las brasas.

El protagonista del café es o bien la pizza,  o bien el pastel penerli . Más que de todo el penerli se parece a las barcas de khachapuri de Adzharia, solamente más delgado, y en lugar de queso con huevo - tomates con queso, pepperoni y queso, carne y tomate, bacon y queso. 

Alexander Zelikov/TASS

El lugar favorito de todos los taxistas de la ciudad existe desde 1962, y los panqueques siguen haciéndose al horno de acuerdo con un recetario de la era de la “alimentación pública”.

Además de los panqueques se vendían y venden pasteles, salchichas, albóndigas con papilla, tortitas  de hígado y entremeses soviéticos ordinarios: huevo con mayonesa, ensalada rusa, el arenque, patatas y cebollas. Los pelmeni se hacen en grandes cantidades. Todo está caliente, sabroso y se sirve en platos antiguos estropeados  con un borde azul, y el agua caliente para el té se vierte de un samovar, como en los viejos tiempos.

Alexander Zelikov/TASS

Loa varéniki, como en "Taras Bulba" de Nikolai Gogol, en esta red saltan a la boca por sí mismos: de col y setas, cebolla frita, con carne de ternera, patatas, pollo, con tres tipos de carne juntos, tres tipos de carne por separado, con requesón salado y hierbas, carne asada en la olla, de Siberia, con caldo y sin, con cerdo ahumado y cebolla crujiente, de lucio, de Poltava con carne y verduras fritas, con requesón, guinda, manzana, grosella negra.

Todo variedad de rellenos se matiza con una cantidad impresionante de aditivos también: crema agria, adjika, mayonesa, chicharrones, rábano picante con salsa de tomate, salsa de setas y cremosa.

Además de los varéniki el menú tiene ensaladas y entremeses de sentido nostálgico: picadillo de arenque, galantina, salazones caseras, carne de cerdo cocida  con mostaza. En una porción hay muchos varéniki , por lo que es mejor calcular sus fuerzas. Para un grupo es bueno tomar una cuba de borshch: con panecillos, verdes, picatostes y un vaso de crema agria - es suficiente para cinco personas.  

Alexander Zelikov/TASS
Los fideos o el arroz en cajas de cartón de la red "Wokker" capturaron las mentes de los trabajadores de oficina: es barato, abundante y rápido, lo necesario para la pausa del almuerzo. Todo esto se hace, por regla general en el wok, es decir, durante tres minutos en presencia de las visitas. Cuando "Wokker" apareció, habían colas muy largas, porque apareció una comida "en cajas, como en las películas." Ahora eso es una red habitual con el menú familiar, construido como el mecano. En primer lugar tiene que elegir el arroz o fideos (vidriosos, de huevos o de trigo sarraceno), y después los rellenos. Pad Thai, pollo con curry, carne de cerdo en salsa agridulce, verduras en salsa de ostras, pavo en salsa de chile asiática, productos de mar en salsa tom yum, camarones - todo se precipita al wok y se mezcla con arroz o fideos. Para aquellos que no han tenido suficiente, hay spring-rollitos (incluso inusualescon guindas), sopas (tom yum, ramen o miso).
Alexander Zelikov/TASS

El bar de copas "Vtoroe dykhanie", una forma rara de bar en nuestros días, era un lugar legendario: en un sótano con un toldo verde sobre la entrada, siempre las ventanas estaban empañadas, de entremés servían  sándwiches de teatro con jamón ahumado y boquerón. Allí se reunían  marginales y simplemente borrachines soviéticos, como salidos de las páginas de Benedict Erofeev. Luego el bar de copas se cerró por reparaciones después de lo cual quedó ennoblecido seriamente: aquí está todo ordenado, limpio, pero el espíritu de la vieja escuela todavía está vivo.

Cien gramos de vodka como antes  cuesta 100 rublos, es costumbre tomarla con cerveza, el vodka con guindilla se acompaña con arenque con pan negro y boquerones. Hoy en día hay más turistas extranjeros curiosos asiduos del bar.

Alexander Zelikov/TASS

Red  "PYAN SE" se especializa en bollos vaporosos, blancos pyan-se, que son adorados adoran en el  Extremo Oriente - allí es el alimento callejero más popular. Pyan-se se hace al vapor en esportillas especiales y dentro de los bollos puede haber carne (en estos - cerdo y ternera), verduras, salmón, col. El relleno ocupa casi todo el bollo, así pues un pyan-se sería suficiente para una comida completa.

El más delicioso pyan-se aquí es con kimchi y carne: picante, oloroso, caliente, y lo más cerca posible a su versión coreana- no es posible mmorderlo enseguida. Estos pyan-se se venden de pequeñas ventanas-puestos y café, e incluso desde carros sobre ruedas y es alimento callejero perfecto. Sin embargo, la red realiza entregas por la ciudad, y las congelada se pueden poner en el congelador y comerlas siempre que lo desee.

Alexander Zelikov/TASS

Los buñuelos en una paquete de papel, polvoreados con el azúcar en polvo, son recordados por todos los que nacieron antes de la llegada de Dunkin' Donuts y Crispy Creme a Rusia. Estos buñuelos eran un atributo obligatorio de un paseo de domingo en el parque de la infancia. Cada vez más, los cafés de buñuelos, que se hacen de acuerdo la receta tradicional, se cierran, incapaces de competir con las natillas y el glaseado de color, o añaden al menú la canela indignante y el jarabe de chocolate.
Este café de buñuelos está junto a  las vías del tranvía cerca del estanque de Ostankino y está abierto desde 1952. Querían cerrarlo y demolero, pero los moscovitas recogieron firmas en su defensa, y salvaguardaron  su favorita casa con torres. Así, siguen en pie las colas para los buñuelos con un una cáscara crujiente, fritos uniformemente por todos los lados, de masa suave y con azúcar en polvo.

Alexander Zelikov/TASS

Souvlaki son pequeñas piezas de carne en pinchos, que se pueden comer así como así, o se pueden meter en pan de pita. Y entonces resulta una  estructura grandiosa con patatas fritas, tzatziki, cebollas, tomates y rellenos: con bifteki (croqueta de carne, rellena con queso) pancetta (almilla), carne de ternera, cerdo, pollo, verduras o kebab sudzukakya.

Souvlaki con pan de pita es una combinación creada en el cielo, pero si quiere más, puede tomar otros kebabs, mérida, budín con berenjena musakas, buyurdi al horno con tomates y pimiento picante, queso, ensalada griega con queso feta o postres.

Karidopita, pastel de chocolate con nueces,  o revani (una especie de pudín de yogur y sémola) son muy buenos.

Alexander Zelikov/TASS

Sobre la red "Teremok" todos bromeaban: la primera comida rápida rusa, el tratamiento de "señor" y "señora" a los compradores - y mientras tanto "Teremok" ha penetrado en Occidente y abre sus sucursales en Nueva York. "Teremok", con toda su pseudopopularidad,es  muy buena crepería, de las que no quedan de la era soviética.

Los panqueques aquí son finos, suculentos y con muchos rellenos. Desde los tradicionales, como el pez rojo y el caviar elhasta culto del Occidente en forma de "Nutella" con plátano o bacon y queso. Panqueques con mermelada, carne o setas están en el menú también. En el verano debe pedir  también Okroshka  en kvas. Por otra parte, hay una sección de papillas, aunque sería más correcto decir "sección de papilla de alforfón": se sirve con dos salchichas, o con croquetas caseras. Entre los postres hay papilla de Guriev con nueces, miel o mermelada.

Este bar de copas sin nombre está a dos pasos del Conservatorio de Moscú y del teatro Maiakovski - un refugio de personas refinados con flautas en sus estuches,  los primeros violines, artistas y maquilladores, escritores y tambores vivaces.

Las conversaciones inteligentes es costumbre mantenerlas aquí con garrafa de vodka o licor de arándano rojo. El alcohol se sirve con calabacín relleno, plov, empanadilla de carne, dolma, carne con queso y mayonesa - platos sin pretensiones  en general,  pero hechos bien para su precio. Ellos de costumbre están en el mostrador como en la culinaria, y se calientan en el microondas.

Alexander Zelikov/TASS

Fragmento fascinador del pasado soviético, la cantina "Druzhba", parece que se estancó en el tiempo. "Puntales" clásicos con mesas altas , sin sillas y sentimentalismos innecesarios: vajilla de plástico, todos sin quitarse los abrigos, cola para el tocador, tiran las empanadillas al mostrador con revestimiento, mujeres ásperas en las tapas blancas y batas.

Para el almuerzo aquí llegan los hombres exitosos en vehículos representativos y piden a la vez diez empanadillas para llevar y las comen en el salón de cuero del vehículo. Empanadillas son calientes, enormes, jugosas y fragantes. Las hacen aquí desde el año 1940: tienen una gran cantidad de caldo, y la masa lo retiene hasta elseprimer bocado. La masa y el relleno se hacen aquí mismos, los productos congelados  y semifabricados no se aceptan en principio. Las empanadillas tienen mucha  carne,  no tienen otros productos como queso o verduras.