Plataformas de observación

Pavel Novikov/Welcome2018.com
Desde este ribera se  abre la vista principal hacia  Nizhni Nóvgorod  - la Flecha, la zona de unión de los ríos  Oka y Volga, la Catedral de Alexandr Nevsky y la Feria de Nizhni Nóvgorod. En la rivera se instaló el monumento al escritor Maxim Gorky, considerado como uno de los monumentos más románticos. La ribera Fedorovsky es muy querida por los recién casados, ellos llegan para tomarse fotos (un puente pequeño que atraviesa el barranco próximo contiene numerosos candados de  felicidad), y generalmente para los fotógrafos es uno de los lugares preferidos, ya que, aquí, las fotos resultan como de "de postal". En verano verano, en la ribera hacen volar cometas. 
Pavel Novikov/Welcome2018.com

La costa alta del Oks entre el puente Kanavinsky  y el Molitovsky lleva el nombre de cresta. En  tiempos remotos, este monte fue tan cortado por barrancos, que parecía una cresta. Con el tiempo el terreno se niveló y el nombre quedó. Aquí los autobuses turísticos no se detienen ya que por calles tan  - estrechas simplemente no pueden pasar.  Pero vale la pena dar un paseo por las antiguas aceras para  apreciar la vista al  Congreso Pojválinsky, al Convento Blagovéschensky, al puente Kanávinsky y a las regiones antiguas de la ciudad,  alrededor del molino abandonado de los comerciantes Bashkirov. 

Pavel Novikov/Welcome2018.com

La Estela con los nombres de los soldados de Nizhni- Nóvgorod, caídos en la guerra  y el fuego eterno aparecieron en el Kremlin en el año 1965, en conmemoración al 20-avo aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria. Desde aquí se puede disfrutar la vista de la Flecha, del tranquilo paisaje  del Volga (en el lado opuesto se encuentra - la ciudad satélite Bor de Nizhny Nóvgorod), así como contemplar desde la altura  los techos de la calle principal Rozhdéstvenskaya, que  algún tiempo atrás fue la calle comercial mas importante. 

Pavel Novikov/Welcome2018.com

El Bulevar del Kremlin se extiende desde el monumento a Valery Chkálov a lo largo del muro del Kremlin. Pero su parte más pintoresca, comienza en la torre Kladovaya,  en el contorno del barranco sobre el Congreso de Zelenskiy. A pesar de que es, el mismo centro de la ciudad, este lugar no es tan concurrido, aún durante las fiestas de la ciudad: como si el muro del Kremlin  tapara el ruido de la plaza de Minin, para sus huéspedes. Desde el bulevar se abre una vista a la Flecha (se puede ver en el centro de  Nizhny prácticamente de cualquier sitio)   y al barrio antiguo Zapochainie, donde algún tiempo atrás fluía el río Pochayna: las cúpulas doradas de las iglesias, los barrios de las casas de colores. Cerca de la torre de Ivanovo se puede bajar a la Plaza de la Unidad Nacional y continuar el paseo andando por la calle Rozhdestvenskaya.