Gastropuby y gastrobary

Sergéi Konkov/TASS

En el bullicioso y elegante restaurante Kompaniya se sirve la cerveza kraft y ale escocés de pequeña tirada, se preparan hamburguesas y ragú de pato. Además, lucioperca con salsa berblan, sopa de setas ostras, y otros platos fáciles al oído, pero complicados en su sabor. Asimismo, en Kompaniya tan hábilmente se escogen entremeses al vino, como no cualquier vinatero sería capaz. 

Sergéi Konkov/TASS

Dead poets es un punto importante en las rutas de bar hopping: aquí encontrará una importante colección de whisky y a bármanes muy hábiles –los cócteles de Dead poets son conocidos no solo en San Petersburgo. Pero desde que el bar se amplió, apareció la sala grande donde se organizan veladas literarias, conciertos acústicos, se realizan conferencias, degustaciones y cenas temáticas. Patés, risotto, croquetas, hamburguesas y fish-and-chips se merecen una visita adicional.

Sergéi Konkov/TASS

En el lado de impar de la avenida Ligovski está abierta una excelente gastroteka –un restaurante confortable, donde se mezcla el negroni bello, se propaga la producción de microfábricas de cervezas locales y se alimentará a muy buen precio, pero comiendo delicioso. Los productos son simples, a diferencia del servicio y realización. Puede pedir todo, pero no hay que irse sin saborear las rosquillas con gambas de tigre y salsa remulad y trifles con el aguacate.

Sergéi Konkov/TASS

Los ciudadanos de San Petersburgo rara vez desayunan fuera de casa, hay pocos lugares buenos. Así que no hay que olvidar la dirección, donde desde la madrugada se sirve gacha de avena pelada con banana y fresa o correctamente se asa la tortilla francesa. La verdad, los aficionados de la sopa de pollo con kliotski de pan ácimo, lechuga roznido con tìmalo asado a la parrilla y curry tailandés verde flameado son más numerosos que de la gacha ordinaria.

El primer gastropub bélgico del grupo de restauración Italy Group ofrece una selección amplia de cervezas (las 65 variedades) y la cocina de Flandes variada. Aquí hay que ir por los mejillones, que se sirven en los tinos con papas fritas.