Museos

Aleksander Demianchuk/TASS

El nombre completo de esta institución es el Museo de la antropología y la etnografía de la Academia de Ciencias de Rusia. El museo de curiosidades es el centro de investigación donde trabajan filólogos, historiadores, etnógrafos, geógrafos, folkloristas y sociólogos. Asimismo, es el museo etnográfico, donde, además de los materiales de las expediciones científicas llevadas a cabo por los rusos desde los tiempos de Pedro el Grande hasta nuestro tiempo, demuestran los utensilios, la ropa, las armas, los objetos de culto de los pueblos más diferentes, de los indios de América del Norte hasta los aini, la población indígena de las islas Japón.

Y el mayor hallazgo del museo de curiosidades es el globo de Gottorf (el Gran globo Académico), donde el grupo compuesto por 12 personas puede mirar el mapa del mundo celeste hecho en el siglo XVII.

Los objetos de la colección privada de Pedro I (el gabinete de rarezas) transmitida al museo de curiosidades, el cual llevaba las curiosidades a San Petersburgo de todas partes, componen solamente una parte pequeña de la exposición.

getmuseum.ru

En el territorio del antiguo depósito de tranvías de la isla de Vasilievski, construido en 1906-1908 por el arquitecto Aleksandr Lamagin al estilo moderno, se pueden apreciar seis modelos de trolebuses y veinte tranvías que sólo se pueden ver en el cine. Desde medios de transporte históricos, compostadores, cajas registradoras, repuestos, carteles, folletos, dibujos y hasta mapas de rutas vienen aquí de todo el país para ser restaurados o simplemente para el almacenamiento. De exposición en exposición, los visitantes tocan, se sientan, inspeccionan y observan el desarrollo del diseño nacional y la historia del progreso tecnológico. La mayoría de las exposiciones son operativas, lo que significa que después de la excursión se puede realizar un pequeño viaje por el antiguo tranvía.


Caminando por el Jardín de verano o por la casa de Muruzi, es imposible no percatarse de la enorme cúpula de vidrio que el arquitecto Maximiliano Messmacher construyó a propósito para la colección de arte aplicada del barón Alexander von Stieglitz. El financiero, industrial y mecenas el Baron Stieglitz fundó con su propio dinero la Escuela Central de Dibujo Técnico, hoy en día la Academia Industrial Estatal de San Petersburgo que lleva el nombre de Stieglitz y que en el pasado soviético fue la Escuela industrial de Arte llamada Mukhina. La gente se ha adaptado a la espaciosa "Mukha" (mosca en ruso) y a la Escuela Mukhina. Se trata de una universidad de artistas de futuros joyeros, diseñadores de moda, ceramistas, talladores de madera, herreros y otros diseñadores.

Los estudiantes no necesitan ir demasiado lejos para inspirarse, la academia y el museo se unen bajo un mismo techo. El museo dispone de una colección de cofres, ataúdes, oficinas, sillas, sillones, mesas y marcos tallados, pantallas, diapositivas, cerámica, porcelana y vidrio de arte. Después de examinar las exposiciones, podemos familiarizarnos con la fina colección de telas expuestas: sedas italianas del siglo XV y francesas del XVIII, miniaturas jacquard inglesas, trajes nacionales rusos, vestimentas religiosas, así como una enorme colección de los primeros tejidos soviéticos, destinados en gran parte al Palacio de los Soviets. Quizás el rincón especial de la exposición lo ocupa la "Madonna con el niño Jesús y Juan Bautista" por Lucas Cranach el Viejo.

Disponible para personas con discapacidad.

Se expone la colección más grande del mundo de obras de Fabergé, en el Palacio Shuválov de San Petersburgo.

El mayor valor lo representan nueve huevos de Pascua, creados por los maestros de la firma de Carl Fabergé, para los dos últimos emperadores rusos. Todos ellos son obras maestras del arte de la joyería y monumentos históricos únicos, relacionados con el reinado y la vida personal de los emperadores Alejandro III y Nicolás II.

La colección del museo presenta, todas las áreas de trabajo de la empresa Fabergé: obras de fantasía, joyas, platería, elementos de interiores y religiosos.

Excursiones: 10:00-18:00.

Visitas individuales: 10:00-20:45.

Las salas de exposiciones cierran 15 minutos antes de la finalización de trabajo del museo.

Taquillas: de 9:30 a 20:15.

Aleksandr Demyanchuk/TASS

Desde el Castillo Mijáilovski por la calle Sadóvaya se puede pasar a la Plaza Iskusstv que hasta el año 1940 era llamada como la Plaza Mijáilovskaya, puesto que el Palacio Mijáilovski se sitúa por allá, que a su vez, obtuvo dicho nombre en honor a Mijaíl Pávlovich, hermano de Alejando I y Nicolás I. El monumento de bronce de Aleksandr Pushkin fue levantado en la Plaza en 1957.

El Palacio Mijáilovski fue construido por Carl Rossi. Hoy en día allá aquí se encuentra el Museo Ruso, cuya reserva de arte nacional es la más grande. Aparte del Museo Ruso en la Plaza están dos teatros (el Mijáilovski y el Teatro de comedia musical), la Sala grande Filarmónica Shostakóvich, el Museo apartamento del pintor Isaac Bródski.

Aleksandr Demyanchuk/TASS

Ud puede pasar la segunda mitad del día en el Hermitage. Es uno de los museos más importantes del mundo, la colección del arte mundial recogida por los Emperadores rusos , así como el Palacio de invierno. Según los cálculos promedios para ver la colección del museo se necesitan unos diez días. Pero hay sitios de interés principales y obras expuestas los cuales se puede recorrer por tres-cuatro horas.

La entrada al Hermitage se encuentra por el lado de la Plaza Dvortsóvaya, por el patio. Uno puede subir por la lujosa escalera de estilo barroco Iordánskaya al segundo nivel a la Sala Geórgievski, donde se celebraron las ceremonias y recibos de los Emperadores y Emperatrices rusos. Aquí se encuentra un trono grande imperial fabricado en Inglaterra por el pedido de la Emperatriz Ana Ioánnovna.

A su lado está la Galería del año 1812 donde se puede contemplar los retratos de 332 generales rusos participantes en la guerra. El retratista es el pintor inglés George Dawe.

Después hay que pasar a la Sala Paviliónny (Pabellón) donde se ubica el Jardín de invierno, la colección de las mesas italianas de mosaico de la época del Renacimiento y el reloj famoso "Pavlín" (Pavo) fabricado en Londres en la década de 1770 de bronce y plata. Es el único mecanismo grande automático del mundo del siglo XVIII conservado hasta hoy día sin modificaciones. El reloj lo ponen en marcha cada miércoles a las 19:00 horas.

En la Sala Rýtsarski (de caballero) se exponen armas de los caballeros de la Edad Media. En el centro de la Sala se sitúan las figuras de los caballeros en armaduras del siglo XV-XVII a caballos cubiertos de bronce. La cabalgada restaura el imagen del ejercito de caballeros preparados para una batalla o competición.

El Hermitage cuenta con la mayor colección de las obras del gran neerlandés Rembrandt fuera de los Países Bajos, incluidas tales obras maestras como "Dánae", "El descendimiento de la cruz", "El retorno del hijo pródigo", "la Sagrada familia", el "Retrato de un científico", "El sacrificio de Abraham".

Los genios del Arte italiana también están representados en el Hermitage. En caso de no tener mucho tiempo, se le aconseja que vea tres obras de Gran Leonardo, o sea, "Virgen con el Niño y flores" ("Madona Benois"), "Madona Litta", "Donna Nuda".

Al recorrer el Palacio de invierno y el Hermitage le proponemos que atraviese la Plaza Drovtsóvaya para contemplar el Estado Mayor, en cuyo cuarto nivel se ubican las obras de pintura francesa de la segunda mitad del siglo XIX, impresionistas, postimpresionistas, pintores del grupo "Nabis". Se distinguen las salas de Picasso y Matisse.

Yuri Belinski/TASS

El palacio de la pareja más extravagante de Petersburgo prerrevolucionario – Felix e Irina Yusupov en la calle Moika – el lugar de peregrinación tradicional de los turistas interesados por historias de detective, en su mayor parte son los extranjeros. Grigori Rasputin fue asesinado precisamente aquí. No se puede visitar en solitario el sótano, donde tuvo lugar el inicio de esta historia trágica. El palacio demuestra la suntuosidad de las salas de gala, el invernáculo, el salón equipado con las escuchas de inicios del siglo XX y, el teatro verdadero.

Disponible para personas con discapacidad.


Anatoliy Medved/TASS

Esta atracción se parece mucho a la habitación del miedo. En 13 salas se proyectan 13 escenas diferentes sobre la historia y mitos de la ciudad. Todas ellas están estrechamente relacionadas, por eso hay que intentar entender lo que pasó y no pasó en realidad . La autenticidad de la atmósfera ambientada en este horror crean mecanismos complejos, paisajes lúgubres, efectos especiales de gran alcance, actores de cera y actores reales. Sin embargo, nadie se asusta y sale corriendo: los espectadores observan el desarrollo de la representación y solo sienten pena por el asesor colegiado Kovalev y la princesa Tarakanova.