Teatros

TASS

El MDT moderno debe su éxito a Lev Dodin. El director de teatro empezó a trabajar aquí en el año 1974, pero a partir de 1983 fue el director artístico permanente del Teatro. El famoso Teatro psicológico de Dodin ganó muchos aficionados gracias a su dote de sacar el alma de los actores y espectadores, su percepción del teatro como un modo de investigar la vida y la naturaleza humana en particular. Como resultado aparecieron los espectáculos legendarios, tales como "Hermanos y hermanas" basándose en la obra de Fiódor Abramov que permaneció en el repertorio del Teatro durante 30 años, desde 1985 hasta 2015 (hasta hoy en día lo ponen en escena, pero con otro conjunto de artistas).

El éxito total lo tiene el espectáculo "El jardín de los cerezos" de Chéjov donde el personaje de Zaréchnaya lo ejecuta Ksenya Rappoport, el de Varya - Yelizaveta Boyárskaia y Danila Kozlovski enterpreta el papel de Lopajin de tal maestría que los espectadores observan el espectáculo sin moverse y por un largo tiempo se quedan reflexionando sobre lo visto.

TASS

Los viejos habitantes de Petersburgo recuerdan aquellos tiempos, cuando para conseguir una entrada para el Teatro, tenían que pasar la noche en vela para poder comprar una. Efim Kopelyán y Zinaída Sharkó, Evgeni Lébedev y Vladislav Strzhélchik, Pável Luspekaev y Kirill Lavrov, Oleg Borísov, Sergéi Yúrski, Yuri Démich, Andréi Tolubéyev todos estos actores trabajaron en el BDT durante unas décadas. La mayoría de los artistas ya fallecieron, mientras que sus compañeros, Oleg Basilashvili y Alisa Freindlich, siguen presentándose en el escenario y lo hacen de maravilla.

El director artístico actual, Andréi Moguchi, insufló nueva vida al Teatro y, lo más esencial, al conjunto teatral. Combina los métodos formales con los clásicos de la escuela dramática rusa. Su resultado fue el beneficio extraordinario de Alisa Freindlich en el espectáculo "Alicia", en el cual el país de maravillas es el lugar de sus recuerdos muy personales. Andréi Moguchi pone en la escena el espectáculo disputa "¿Qué hacer?" de la novela de Nikolái Chernishevski y la pieza moderna de Iván Vyrypaev "Borrachos", todos son de gran éxito.

TASS

Hace unos años el director artístico actual del BDT, Andréi Moguchi puso en la escena del Teatro Alexandrinski el espectáculo "Felicidad" basado en la obra "El pájaro azul" de Maeterlinck. Como es de costumbre de Moguchi, el espectáculo es una fantasmagoría en la cual participan no sólo los artistas que están en la escena, sino también los que se encuentran en la sala, junto con los actores en el espectáculo participan las marionetas gigantescas, armarios, aún las sillas de ruedas.  Moguchi mezcla diferentes géneros (fábula bíblica, juegos, sátira, payasada, farsa y escuela dramática rusa) y alcanza tal efecto que los niños y los adultos quedan pasmados durante el espectáculo.

TASS

Es el único teatro, donde por regla general salen en escena tan solo dos personas –Maksim Isáyev y Pável Sémchenko y, hacen trucos de locura: a su alrededor todo es espuma, se chisporrotea, explota, se vierte de un vaso al otro, se convierte de agua en llama y al revés mediante unos mecanismos artificiales raros e ilusiones ópticas. No sin motivo al Teatro lo llaman de Ingeniería. A veces es difícil entender el guión de estos trucos, aunque no hay que hacerlo: aquí no hay nada de una sola aceptación y cada espectador puede inventar y construir su propio guión que le sea interesante. La fantasía y el buen humor es todo lo que necesita. 

Pese a sus 25 años de historia, el Teatro no cuenta con su propio edificio, pues los invitan a interpretar en las escenas de otros teatros o en los lugares poco convencionales, como en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo o en el Museo de agua. 

TASS

Este es el teatro musical principal de San Petersburgo. Precisamente su compañía ha hecho del ballet ruso una marca nacional.

TASS

Natalia Ósipova e Iván Vasíliev del Teatro Bolshói danzan en la escena del Teatro Maly de Ópera, en la cual llevan a cabo los festivales de ballet y en cuyas salas de ensayos vive el espíritu del coreógrafo legendario Nacho Duato que no hace mucho dejó el Teatro después de enseñarle al público a apreciar el ballet moderno. Hay que conseguir entradas a ciertas representaciones de antemano, por ejemplo, a La Judía» en la cual los papales principales interpretan Tatiana Ryagúzova y Nil Shikoff.