Samara antigua

La ruta empieza en la plaza de la Revolución y termina en la plaza de la Gloria Es preferible movilizarse a pie, para que durante los paseos podamos ver a todos lados: Samara antigua - es un complejo único de edificaciones de diferentes épocas. El paseo le tomará unas horas y con la entrada al museo - todo el día.

En la Samara antigua, la plaza central de la ciudad fue Alexseyevskaya. Ya en el siglo XIX aquí se realizaban celebraciones populares. Así, en septiembre del año 1879, en la plaza Alexseyevskaya, se llevó a cabo el recibimiento del regimiento Gurysky, que regresaba de la guerra contra los turcos, se encontraba en el frente del Cáucaso. Después de la revolución de octubre, Alexseyevskaya recibió el nombre de la plaza de la Revolución.

Nikolai Jizhniak/TASS

Si desde la plaza de la Revolución, caminamos una cuadra, por la calle Kúybysheva, a la derecha se puede observar la parte peatonal de la calle Leningradskaya, a la que los habitantes llaman, el arbat de Samara. Es una calle peatonal con fontanas, maseteros con flores, bancas y músicos callejeros. A la derecha e izquierda - edificios antiguos de la época de mercaderes de Samara, en los que hoy se encuentran tiendas modernas y cafeterías. Aquí se puede comprar pinturas con vistas de la ciudad, de artistas de Samara. 

En el cruce de las calles Kúybysheva y Nekrasovka, se levanta la solemne silueta de la kirja - iglesia luterana, una de las mas antiguas que se han conservado en la región del Volga. la fachada de la kirja, esta construida al estilo gótico. Hoy, en una de las instalaciones de la kirja de Samara, se encuentra el centro nacional cultural alemán. Aquí se puede conocer la historia de los alemanes del Volga, presentada con documentos y fotografías. Y en la biblioteca y video salón se puede leer libros y ver películas en idioma alemán. 

Vladimir Smirnov/TASS

Caminado un poco mas, por la calle Kúybysheba y luego subiendo por la calle León Tolstoi, nos encontraremos en la filarmónica estatal de Samara. Un nuevo edificio de conciertos, al estilo moderno del siglo XIX de Samara.  Pero lo mas valorado en  la filarmónica de Samara, es  el órgano, que comenzó a sonar aquí en el año 2001.  El parámetro mas importante en un órgano se considera, la cantidad y belleza de los timbres. El órgano de Samara tiene 52 timbres, por eso suena como un verdadero rey de los instrumentos.  

Un poco mas allá, en la calle Frunze, se han ubicado tres monumentos de la antigua Samara. El primero - la hacienda de Alexei Tolstoi, en el que hoy se encuentra el museo de literatura de Samara. A fines del año 1899, la hacienda de la ciudad, del siglo XIX, en la antigua calle Saratovskaya, en Samara, lo compró Alexey Apolónovich Bostrom - el padrastro de Alexey Nikolaevih Tolstoi El joven escritor, en verano del año 1901, vivió en un departamento, dentro de la hacienda, en el segundo piso, en el ala derecha de la casa, hasta su  partida a San Petersburgo. Aquí venía en vacaciones, cuando estudiaba en el instituto tecnológico y los siguientes años, casi anualmente visitaba a su padrastro, ya cuando había sido reconocido como autor de obras populares.  Hoy, en el museo de literatura de Samara, se puede ver, no solo como vivió el gran poeta ruso, sino escuchar conferencias y seminarios, dedicados a la literatura, arte moderno, arquitectura y fotografías.

Vladimir Smirnov/TASS

A continuación - iglesia católica del Sagrado Corazón de Jesús  Hoy  es la edificación mas alta de Samara. A primera vista, la iglesia construida al estilo gótico, parece que no debería estar aquí en Samara, sino en alguna ciudad de Europa.

En 1897el lugar de arquitecto de Samara, ocupó el egresado del instituto de ingenieria civil de San Petersburgo Alexandr Zelenko. En la capital  norteña, él dominó las técnicas del nuevo estilo - moderno, quien plenamente encarnó en la mansión para la comerciante Alexandra Kurlinaya - una coqueta  edificación verde-azul con rejas de hierro forjado y fachada de estuco. En aquel entonces,  la casa de Kurlinaya, era uno de los más caros en Samara, ya que es caro  no solo exteriormente. La mansión tenía todo tipo de comodidades - agua potable, calefacción y electricidad.

Hoy en la casa de Kurlinaya funciona el museo moderno. Aquí se encuentra la exposición permanente, representando la época de este movimiento en el arte de fines del siglo XIX y principios del XX.   

Vladimir Smirnov/TASS

Cerca a la casa de Kurlina - plaza Kúybysheva Esta es una de las plazas más grandes de Europa, su territorio consta de 17,4 hectáreas, casi una hectárea más, que el área de la plaza roja en Moscú. En la plaza Kúybysheva se encuentra el teatro académico de opera y ballet de Samara Delante del teatro fue establecido el monumento al revolucionario Valerian Kúybyshev, en honor a quien, la ciudad llevaba su nombre, desde el año 1935 hasta 1991.

Vladimir Smirnov/TASS

Bajando de la plaza Kúybyshev hacia el Volga, por la calle Shostakovich, es imposible no percatarse del majestuoso edificio rojo, con diferentes detalles de piedra blanca, parecido a una antigua mansión. Es el teatro de drama de Samara Su historia empieza en el año 1851. En el año 1854, durante el gran incendio en Samara, la edificación de madera del teatro se quemó. Los habitantes y la Duma de la ciudad (administración de la ciudad) recaudaron 3000 rublos, con lo que compraron un granero de cereales y lo establecieron en la plaza de los cereales, donde por muchos años se encontraba el elenco del teatro de Samara. Solamente en el año 1888, levantaron el edificio de piedra en la plaza del Teatro (hoy - plaza de Chapaev).

Delante del teatro de drama, puede admirar el monumento a Vasily Chapaev - héroe de la Guerra civil en los años 1917 - 1922. Por mucho tiempo, esta escultura ha sido, una de las mas grandes en toda la URSS.  Altura - 10 m., medidas de la base - 17x22 m. El monumento a Chapaev fue elaborado en Leningrado y luego enviado a Samara. Uno de los primeros en ver la escultura, fue la distinguida personalidad, político y funcionario gubernamental, Serguey Kirov. Le gustó tanto, que pidió a los autores que hagan una copia idéntica para establecerlo en Leningrado. Hoy, la copia de este monumento se encuentra en San Petersburgo, cerca a la Academia militar de comunicaciones Budenny.

Vladimir Smirnov/TASS

Samara es el ceno de los famosa, en todo el país, cerveza «Zhiguliovskaya». Su historia empieza en 1880, cuando el austriaco Alfred Von Vacano, solicitó a la administración de Samara, el alquiler de tierras para instalar una fábrica de cerveza.  La primera producción se obtuvo dentro de un año en 1881. Fue cerveza  de barril «Venskoye» y «Venskoye stolovoe» La fábrica de Alfred Von Vacano fue una de las primeras en Rusia y todo fue equipado con la última tecnología. La compañía se desarrolló con éxito y en un periodo de  cuarto de siglo, incrementó su producción en más de cincuenta veces. Después de la revolución de 1917 la fábrica, al que el cervecero austriaco le dedicó 40 años de su vida, fue nacionalizada. En 1936, la cerveza producida por la empresa, se llamó «Zhiguliovskaya» Hoy, este producto bajo esta marca, producen muchas fábricas rusas, pero la bebida de Samara sigue teniendo el mejor gusto.

Vladimir Smirnov/TASS
La comunidad de mujeres de Iversk fue organizada en Samara en el año 1850, en 1855 el Emperador ratificó esta organización, después de lo cual  ésta recibió el estatus oficial. Al principio se situó en la calle Mechétnaya (actualmente - Samárskaya). Pero aquí no había agua, por lo que, la comunidad se trasladó a una zona más cercana al río Volga donde fue  construida una capilla de madera y ocho recintos para 30 monjas. En el año 1860 la comunidad se transformó en un convento de mujeres. Recibió su nombre en honor al Icono Madre de Dios de Iversk  el que fue donado por una comerciante de Samara, Ekaterina Marijina.

Al pasar de los años, en el territorio del monasterio fueron construidos templos de piedra y anexos. En los que se instalaron no solo los aposentos de las monjas, sino también talleres de costura. Precisamente en el monasterio Iversk fue bordada la  legendaria bandera de Samara donada por los pobladores  a los milicianos búlgaros. Rusia apoyó activamente en la lucha de los pueblos balcánicos contra el dominio otomano  iniciado en la segunda mitad del siglo XIX. Los mercaderes y personas importantes de Samara, a parte del apoyo financiero que prestaban a los milicianos búlgaros, decidieron obsequiarles una bandera. El  esbozo fue diseñado por el pintor de Samara Nikolay Simakov. La bandera fue elaborada en tres lienzos de color rojo, blanco y azul,  en el centro -  una cruz de color dorada con negro, en el cual, por un lado  aplicaciones de las imágenes de los primeros maestros, apóstoles de los eslavos, Cirilo y Metodio, por el otro - el Icono de la Madre de Dios de Iversk.

Las letras, bordadas de oro decían: «Al pueblo búlgaro de la ciudad de Samara. año 1876» y «Gloria al pueblo búlgaro. año 1876» Cosieron la bandera las monjas del Monasterio de mujeres de Iversk y en mayo del año 1887, en la ciudad de Ploeshti, una delegación de Samara obsequió la bandera a los milicianos búlgaros. Actualmente la bandera de Samara se conserva en el Museo Nacional de historia militar de Bulgaria.

En los tiempos soviéticos la mayor parte del Monasterio fue destruida, su restauración comenzó solamente en el año 1991. Actualmente el templo ha sido totalmente restaurado y  está abierta para sus visitantes.