Hincha por intercambio: San Petersburgo – Leipzig





Hincha por intercambio:
San Petersburgo — Leipzig
Un proyecto especial de Welcome2018, donde los aficionados del fútbol se visitan unos a otros
Hincha por intercambio:
San Petersburgo — Leipzig
Un proyecto especial de Welcome2018, donde los aficionados del fútbol se visitan unos a otros












"Hincha por intercambio" es un proyecto especial de Welcome2018, donde los aficionados del fútbol de diferentes países se visitan y juntos van a los partidos de sus equipos favoritos. El 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, los equipos alemán "Leipzig" y el ruso "Zenit" se enfrentaron en la 1/8 de final de la Liga de Europa. Los héroes del proyecto fueron las aficionadas Claudia y Olga.
Olga Silina
Administradora de un banco, es una hincha activa de "Zenit" desde el año 2001. Asistió a todos los partidos de los equipos en los años 2002 y 2003. El viaje a Leipzig fue el primero, después del nacimiento de su bebé tres años atrás. Fue un regalo de su marido por el 8 de marzo.
Claudia Leithold
Trabaja en el banco como administradora de recursos humanos. Se apasiona por el fútbol desde el año 2002, comenzó con el campeonato mundial de 2002 en Japón y Corea. Es hincha de RB "Leipzig" desde la fundación del club en el año 2009.
"Creo que nos haremos amigas fácilmente, ya que las dos representamos a una comunidad de chicas hinchas que no se encuentran muy seguido"
La aficionada del club de fútbol alemán RB "Leipzig", Claudia Leithold, se interesó por el juego, se podría decir, por casualidad. Durante la Copa Mundial de 2002 en Japón y Corea del Sur, su colega le sugirió apostar en los partidos. Ella, una muchacha activa y abierta a todo lo nuevo, aceptó, aunque como ella misma lo admitió, el fútbol para nada le interesaba. "Sinceramente, veía con escepticismo a los aficionados, especialmente a aquellos que gastaban sus vacaciones y dinero en partidos fuera de visita", recuerda.

Después de varias apuestas exitosas Claudia ya no se alejaba de las transmisiones y la final del Campeonato lo recibió perdidamente enamorada del fútbol.

"Empecé a asistir a los partidos regularmente, veía transmisiones en vivo, pero en aquel entonces no tenía un equipo favorito. En el año 2009 lo obtuve, cuando en mi ciudad natal organizaron un nuevo club de fútbol. De esta manera empecé a asistir y viajar a los partidos de RB "Leipzig". El club comenzó en ligas inferiores, vi su ascenso y fui muy feliz, cuando debutó en esta temporada en la Liga de Campeones ", dice Claudia.

Hoy uno de los primeros aficionados de "Leipzig" trabaja como administradora de recursos humanos en uno de los bancos de Berlín, pero llega a los juegos locales de su equipo favorito.
Después de la fase de grupos de la Liga de Campeones "Leipzig" llegó a la Liga de Europa. En la 1/8 de final, su oponente fue "Zenit" de San Petersburgo. Al primer enfrentamiento en Alemania llegó Olga Silina, hincha de "Zenit" desde el año 2001. "Sinceramente, después del nacimiento de mi bebé hace tres años la vida se calmó un poco, la adrenalina se redujo", cuenta la aficionada. "Antes era muy activa, patinaba en snowboard, jugaba fútbol, viajaba con el equipo - viajé más de 150 veces. Hoy tengo demasiada responsabilidad. Al mismo tiempo el fútbol sigue siendo el principal entretenimiento de mi vida. El viaje a Leipzig fue el primero después del nacimiento de mi bebé – fue un regalo de mi esposo por el 8 de marzo. Se podría decir que regresé a la actividad", sonríe Olga.

Los participantes del proyecto "Hincha por intercambio" acordaron reunirse en la plaza principal de Leipzig - Marktplaats. "Creo que nos haremos amigas fácilmente, ya que las dos representamos a una comunidad, de chicas hinchas que no se encuentran muy seguido", compartió Claudia sus expectativas.
El encuentro realmente fue positivo: la alemana demostró conocimientos en el idioma ruso, que no es muy simple, saludó y se presentó sin acento alguno. "Claudia me gustó inmediatamente", dijo Olga. "Es muy amigable, alegre y hospitalaria".

Antes del partido había suficiente tiempo, las nuevas amigas decidieron no perderlo en vano. "¿A dónde iremos?" inmediatamente preguntó Olya. Claudia eligió el primer lugar de excursión por la ciudad, el mirador que se encontraba cerca.

Por el camino apareció en la calle con la música viva de una banda, un carruaje gigante con barriles de cerveza, enganchado por cuatro caballos decorados. "Es una verdadera tradición alemana, qué hermoso", impresionada, dijo la rusa. "Seguramente sabes, que tenemos un gran respeto y orgullo por la cerveza", Claudia sonrió.
Desde el piso 29 del edificio más alto de la ciudad, se abría una maravillosa vista de Leipzig: tejados rojos, edificios antiguos, iglesias y edificios modernos. "Es muy hermoso y el viento es frío, casi como en Petersburgo", bromeó Olga.

Ella se percató de un raro edificio que se ubicaba cerca. "Es una historia muy interesante", empezó Claudia. "Alguna vez aquí había una iglesia del siglo XIII. Durante los tiempos de GDR (República Democrática de Alemania) fue demolida y en su lugar construyeron una universidad. Y después de la reunificación de Alemania, los edificios de la universidad fueron demolidos y construyeron un nuevo complejo que unía la universidad y la iglesia ".

Después del mirador Claudia llevó a la visita al Museo de Bellas Artes, a donde Olga justamente quería ir. "Es un museo maravilloso, tiene una colección muy especial y colorida. Y Klava realizó una excursión entretenida", comentó Olga.
El punto siguiente fue la iglesia de Santo Tomás, donde Johann Sebastian Bach tocaba el órgano en el siglo XVIII. "Sinceramente, Klava, no soy fanática de las iglesias, sin tí no hubiera entrado", admitió Olga. Pero aprecio mucho a Bach y ver el órgano donde él tocaba, es muy interesante".

"Yo como, yo bebo" - en el camino al bar, Olya decidió enseñar a Claudia el idioma ruso. "Yo bebo! Eso ya lo sé" - exclamó la alemana. "Perfecto, ya es hora", Olga le guiñó el ojo y las amigas se fueron a almorzar.
"Hasta el estadio, tenemos que viajar solo tres paradas en tranvía, así que podemos ir con calma", dijo Claudia. "Solo tres? desde el piso 29 parecía que había que viajar mucho, tienen una ciudad compacta", dijo Olya.

El tranvía con aficionados recordaba al metropolitano ruso antes de un partido de fútbol. "En nuestro metro también hay mucha gente, solo que el tren es mucho más grande", dijo Olya.
En el camino al estadio, entre la multitud de aficionados locales, Claudia notó una gran cantidad de visitas. "¿Y cuántos de ustedes han llegado?" preguntó. "650 personas, tal véz no sea mucho, ¡pero nos escucharán!". "Es bastante", se sorprendió la alemana. "De nosotros viajarán a San Petersburgo, a lo mucho 30 personas". "Bueno, no importa, pero sé que muchos alemanes irán a la Copa Mundial".

Frente al estadio, las aficionadas se separaron, amablemente deseándose buena suerte. "Por la mañana desayunaremos y hablaremos!", acordaron. El encuentro terminó con la victoria de los anfitriones con un puntaje de 2:1. "Leipzig" lideraba con un cómodo 2 a 0, pero cinco minutos antes del final del tiempo regular, "Zenit" anotó un gol de penal.
"En el partido de vuelta les espera un juego muy difícil"
"Cuando anunciaron el penal, inmediatamente pensé que tendríamos problemas", comentó Claudia en el desayuno. "Es una pena, 2 a 0 sería muy conveniente". "Sí, un gol de visita nos ayudará mucho", pensó Olya. "Pero con un juego así, mejor no salir al campo. El puntaje es bueno, pero el juego de equipo de "Zenit" dejó muchas preguntas. Sin embargo, en el partido de vuelta les espera un juego muy difícil".
Inmediatamente después del café Claudia llevó a la invitada al tren hacia el aeropuerto. "Fui muy afortunada de participar en el proyecto, lo pasamos muy bien, espero ansiosamente el encuentro en San Petersburgo!" dijo Claudia al despedirse. "Será muy pronto", respondió Olga con una sonrisa. "Dentro de una semana realizaré una superexcursión para ti por Piter".
La continuación de la serie saldrá después del partido de vuelta "Zenit" - "Leipzig", el 15 de marzo
La continuación de la serie saldrá después del partido de vuelta "Zenit" - "Leipzig", el 15 de marzo