El hermoso juego: la historia del fútbol femenino

Empezando por un evento de caridad hasta un campeonato mundial
14 Marzo 2016
Gircke/ullstein bild via Getty Images
Gircke/ullstein bild via Getty Images Los jugadores Dick, Kerr Ladies durante una gira por Estados Unidos, 1922

A finales de diciembre de 1920, dos días después de la Navidad, en el estadio "Goodison Park" en Liverpool se reunió una multitud sin precedentes - cerca de 53 mil espectadores. Y unos cuantos miles de personas, a los que les faltaban sitios en las gradas, y se quedaron fuera de las puertas.

La ocasión de aquello no era el partido de “Everton" en absoluto – ya que precisamente era este club de fútbol el que jugaba desde el final del siglo XIX en el "Goodison Park", - sino que era un juego entre dos equipos femeninos Dick, Kerr Ladies y St. Helen’s Ladies. Se establecio un récord de asistencia al partido de fútbol femenino que se mantuvo durante todo el siglo XX y fue batido sólo en 2012 en Londres, durante un encuentro de las selecciones de Gran Bretaña y Brasil en el marco de torneo olímpico.



En el texto de la postal se lee: "El famoso equipo de fútbol Dick, Kerr Ladies, campeonas del mundo de 1917- 1925. Se recolecto más de 70.000 libras para los militares retirados, hospitales y los niños de familias pobres. Propietarias de las siete copas de plata y tres conjuntos de medallas de oro" © Publico Domain 

El camino difícil hacia el reconocimiento

Las mujeres empezaron a interesarse por el fútbol casi simultáneamente que los hombres - en la segunda mitad del siglo XIX. En uno de los números de la revista Harper’s Bazar de 1869 se puede encontrar un dibujo, en el que cuatro chicas en faldas y botas con pequeños tacones juegan a la pelota. La revista retrataba el fútbol como una diversión, pero ya en 1894 el primer club de fútbol femenino British Ladies apareció en Inglaterra. Su fundadora, una activista de movimiento por la igualdad de las mujeres Nellie Hudson en una entrevista dijo, que organizó el equipo "con una firme intención de demostrar al mundo, que las mujeres no son sólo criaturas decorativas inútiles, que es lo que están tratando de presentar los hombres".


Las futbolistas del equipo Dick, Kerr durante un partido con las francesas, Londres © MacGregor / Topical Press / Hulton Archive / Getty Images

El primer partido del club de fútbol Ladies' Football Club, 1895 © Rischgitz/Getty Images Uno de los periódicos británicos escribió en aquellos años: “Debe quedar claro, que las chicas no están adaptadas para el trabajo duro en el campo de fútbol. Tal espectáculo público se debe despreciar”. 

Pero poco después resultó que el fútbol femenino no merecia ser despreciado, sino todo lo contrario merecia exclusivamente respeto, y eso se ratifico durante la Primera Guerra Mundial. Las mujeres inglesas trabajaban en las fábricas en lugar de los hombres y durante los momentos de ocio para relajarse de algún modo después del trabajo pesado empezaron jugar al fútbol a la manera de sus novios y maridos que se habían ido al frente. Uno de los más famosos equipos en la historia del fútbol femenino – es el Dick, Kerr Ladies, apareció exactamente en el año 1917 en Lankashire. Desde sus entrenamientos en medio de los trabajos las fútbolistas inglésas rápidamente pasaron a las partidos propiamente dichos. El gran amor que tenían los espectadores atónitos congegados en muchedumbre a los partidos se decidio que sea un beneficio para la patria - el dinero acumulado después de la venta de las entradas se enviaba para las necesidades del ejército.

El equipo Dick, Kerr Ladies en general revolucionó en muchas cosas el fútbol femenino. Ellas estuvierón entre las primeras que empezaron jugar como hombres - en pantalones cortos y camisetas de manga larga (en este momento de cambio de siglo las mujeres aparecían en el campo en pantalones tipo zaragüelles debajo de la rodilla y en blusas deportivas sin ninguna parte del cuerpo abierta). Ellas jugarón el primer partido internacional con Francia (en 1920), e incluso hicieron una gira por América del Norte.


Las futbolistas del equipo Dick, Kerr durante un partido con las francesas, Londres © MacGregor / Topical Press / Hulton Archive / Getty Images

 
La guerra terminó, pero el fútbol femenino prosperaba, congregando a miles de espectadores. Pero en 1921, un año después del partido récord en Liverpool, la Asociación de Fútbol del Reino Unido había  prohibido a las chicas jugar durante 50 años en sus campos y estadios con el texto: "El juego de fútbol no se adapta bien a las mujeres y no vale alentarlo". Este paso frenó el desarrollo del fútbol femenino profesional no solo en Gran Bretaña, sino también en todo el mundo. En muchos países el fútbol femenino se presentaba como un deporte marginal y en algunos incluso fue prohibido.

La nueva etapa de desarrollo del fútbol femenino ocurrio después del final de la Segunda Guerra Mundial con el aumento del movimiento feminista relacionado con eso. En 1957 fue organizada la Asociación Internacional del fútbol femenino y en 1966 se celebró la primera Copa del Mundo no oficial en Inglaterra. La FIFA, la UEFA y otras asociaciones oficiales la ignoraron, pero a principios de los 1970 las ligas del fútbol femenino aparecieron en un par de docenas de países, entre ellos Francia, Italia, Alemania e Inglaterra. En 1970 y 1971 la Asociación del Fútbol femenino llevó a cabo dos campeonatos mundiales informales - en Italia y México.

Las asociaciones nacionales de fútbol poco a poco empezaron a dar marcha atrás. En 1971 expiró la prohibición de 50 años en el Reino Unido, en 1975 el fútbol femenino fue permitido en Brasil. En 1972 los EE. UU. adoptaron una enmienda en la Constitución, que proporcionaba un acceso equitativo a la educación, incluyendo deportiva, para los hombres y las mujeres. A partir de este momento el fútbol femenino se convirtio en uno de los deportes más populares entre las chicas de las escuelas estadounidenses, que en gran medida llevó el fútbol femenino de los Estados Unidos a la gran gloria que tiene hoy.

La historia oficial

El fútbol femenino tuvo que esperar una década más para su reconocimiento oficial. Solo en 1984 la UEFA celebró el primer Campeonato de Europa y durante varios años en él participaron solamente cuatro selecciónes. FIFA se resistió más tiempo, pero en 1986, cuando la futbolista noruega Ellen Wille acusó públicamente a la dirección de la Asociación que estaba boicoteando el fútbol femenino, las autoridades deportivas se rindieron. En 1988 en China se llevo a cabo el primer torneo de equipos de diferentes continentes y se supó que los partidos de fútbol femenino fuerón visitados por un promedio de 20 mil personas. En 1991 en la misma China se celebró el primer campeonato mundial oficial del fútbol femenino, donde el primer lugar se lo llevó el equipo de Estados Unidos. En 1996 el fútbol femenino fue incluido en el programa olímpico y en la temporada 2001/ 02 la UEFA organizó el primer torneo de clubes entre mujeres, que ahora se conoce oficialmente como la Liga femenina de Campeones.

La quarterback del club alemán "Frankfurt" Nia Künzer con la Copa de la Liga femenina de Campeones de UEFA de la temporada 2001/02 después de la victoria sobre el equipo sueco "Umeå", Frankfurt, Alemania, 23 de mayo de 2002 © Gunnar Berning / Bongarts / Getty Images 

Hoy en el campeonato mundial de fútbol femenino participan 24 equipos. El más exitoso de ellos es el equipo de los Estados Unidos, que ganó tres de los siete campeonatos organizados desde 1991. También son líderes Alemania, Japón, China, Noruega, Suecia y Brasil. En el fútbol femenino también tiene sus estrellas mundiales – la brasileña Marta (anotó para el equipo nacional 92 goles, 15 de ellos en los campeonatos mundiales, cinco veces fue ganadora del título "Jugador del año" de la FIFA), la alemana Birgit Prinz (tres veces ganadora del título "Jugador del año" de la FIFA), la estadounidense Mia Hamm (dos veces fue el jugador del año de la FIFA), Ebbi Vambah (en 2011 fue reconocida como la mejor atleta de los Estados Unidos, la mejor futbolista del mundo en 2012) y Michelle Akers (el jugador del siglo de la FIFA entre las mujeres). 

La futbolista de la selección de Brasil Marta celébra su gol durante el partido final de la Copa Mundial de Clubes de mujeres entre las selecciones de Brasil y Canadá, el estadio "Pacaembu", Sao Paulo, Brasil, 19 de diciembre 2010 © Nelson Antoine / FotoArena / LatinContent / Getty Images 


 Hoy, según la FIFA, en todo el mundo más de 30 millones de mujeres juegan al fútbol y 14 % de todos los futbolistas jóvenes son chicas.

El fútbol femenino en Rusia

En Rusia las mujeres comenzaron a participar en el juego inglés a principios del siglo XX. En 1910 la revista "Russky sport" escribía – “La importancia del fútbol es discutida por muchos. Una característica especial es el hecho de que el deporte sea solo para los hombres. Por no mencionar que las piernas de las mujeres normalmente son más pesadas, más cortas y más débiles que las de los hombres, las primeras no tienen las necesarias caracteristicas de velocidad, movimiento y agilidad que se requiere". A pesar del desagrado del sexo fuerte, antes de la revolución solamente en Moscú ya habían aparecido tres equipos femeninos - "Pushkino", el equipo de la Escuela Comercial y el equipo de la liga de Petrovsky Razumovsky.

En agosto de 1911 tuvo lugar el primer partido entre "Pushkino" y la liga de Petrovsky Razumovsky que terminó con el resultado de 5:1 a favor de "Pushkino".

 
El equipo "Pushkino". Foto fue publicada en la revista "Russky sport", №40, 1911

 
En la época soviética el fútbol femenino existía en condiciones semiclandestinas. Al igual que en Europa, una nueva ola de interés hacía el fútbol surgió en los años 1960-1970, sobre todo en Ucrania y en la región del Báltica. En 1971 al partido entre los equipos de Járkov y Vilnius llegarón cerca de 25 mil personas y en 1972 en Dnepropetrovsk se celebró la Copa de Valentina Tereshkova con la participación de futbolistas de Moscú, Járkov, Uzhgorod, Riga, Kiev y Donetsk.

Pero en el mismo 1972 el Comité Estatal de Deportes de la URSS prohibío para las mujeres el fútbol, el boxeo, la lucha, las pesas y otros deportes "masculinos", alegando el daño que causaba al cuerpo femenino. La prohibición fue abolida solo en los tiempos de la “perestroika”. Comenzó a aumentar el interés hacía fútbol femenino en la URSS y a finales de los años 1980. Como recordaba el periodista y miembro del Presídium de la Federación de Fútbol de la URSS Viktor Asaulov, en 1986 la periodista checoslovaca Olga Chemrakova sugirió invitar a la Copa de la revista "Mlady sveat" a un equipo de la Unión Soviética. La revista soviética "Sobesednik", con la que había discutido, publicó el anuncio, que inesperadamente generó una reacción caliente – en la redacción de la revista empezarón a llegar numerosas cartas de las chicas - jugadoras del fútbol.

Las estudiantes del Instituto de educación física de Malakhovka pidieron a la oficina de la revista organizar su torneo. Su primera competición se celebró en 1987 en Chisinau, donde participarón ocho equipos, incluyendo a los de Moscú, Tbilisi, Tiraspol y Cheboksary. Estos juegos para el premio de "Sobesednik" fuerón, en muchos aspectos, la popularización del fútbol femenino en la URSS. "El balón bajo el stiletto", "Las damas eligen el fútbol", "Moda por un juego hermoso" - tales titulares aparecían en aquellos años en los periódicos.

Se celebraban las competiciones regionales y de las ciudades - por ejemplo, el primer campeonato de la región de Moscú se realizó en 1988. En 1989 se creó la Asociación de fútbol femenino, la cual en 1990 celebró el primer campeonato oficial de la URSS. El ganador entonces fue el club "Niva" de la región de Kiev. En cada uno de los dos campeonatos de la URSS, celebrados en 1990 y 1991, participaron más de 80 clubes de todas las repúblicas de la URSS.

Las jugadoras del club "Energía" de Voronezh celebran su victoria en el campeonato femenino de fútbol de Rusia. En un partido suplementario por el primer lugar el equipo de Voronezh venció “CSK VVS” de Samara por 2:1, Krasnodar 15 de noviembre de 1995 © Mikhail Rogozin / TASS 


La primera selección femenina se formó en la Unión Soviética en 1988 y fue encabezada por Oleg Lapshin, que desde 1992 hasta 2002 fue también el jefe de la Asociación Rusa de fútbol femenino. A pesar de su corta existencia, el equipo logró jugar más de 50 partidos amistosos.
Después del colapso de la Unión Soviética su sucesor legitimo fue la selección de Rusia. Ya en 1992 el equipo participó en su primer torneo internacional importante – en el campeonato de Europa. Las rusas alcanzaron los cuartos de final y perdierón ante las alemanas con un marcador de 0:7. Como recordaba el entrenador del equipo Oleg Lapshin, Vyacheslav Koloskov, que dirigía en aquel momento la Unión de Fútbol de Rusia, le dijo: "Enseñan a jugar incluso a los osos". Más tarde, cuando el club "Spartac" perdío contra alguien por un abultado marcador, Lapshin respondió con sarcasmo: "Enseñamos a jugar a los osos 70 años y no aprenden nada".

La selección femenina de fútbol de Rusia: Kseniya Tsybutovich, Daria Makanenko, Elena Danilova, Anastasia Kostyukova, Ecaterina Dimitrenko, Elvira Todua (fila superior, de izquierda a derecha), Ecaterina Sochneva, Elena Terekhova, Liubov Kipyatkova, Margarita Chernomyrdina, Anna Kozhnikova (primera fila, de izquierda a derecha) © RFS 


Los primeros diez años fueron bastante exitosos para el equipo femenino de Rusia: en 1995 el equipo nuevamente pasó a los cuartos de final de la Eurocopa, en 1999 ganó el quinto lugar en la Copa del Mundo en los EE. UU. y en 2000 casi pasó a los Juegos Olímpicos.

En 2001 pasó de nuevo en las eliminatorias del Campeonato de Europa y en 2003 de nuevo en los cuartos de final del campeonato del mundo. Pero desde entonces la selección femenina nunca ha mostrado tales resultados, dando toda la gloria a la juventud: la selección juvenil en 2005 ganó el título de campeón de Europa, la selección de las estudiantes en 2007 ganó la medalla de plata en la Universiada Mundial en Bangkok.

En 24 años de existencia la selección femenina de Rusia han cambiado ocho entrenadores. Ahora el equipo es dirigido por Elena Fomina de 36 años de edad, que también dirige el club "Rossiyanka". Hoy las mejoras goleadoras son Ekaterina Sochneva de 30 años de edad ("Rossiyanka") y Olesya Kurochkina de 32 años de edad, ("Zvezda 2005"). Ahora la selección toma parte en los partidos de clasificación para el Campeonato de Europa, que tendrá lugar en 2017 en Países Bajos.

El entrenamiento de la selección nacional femenina de Rusia en Portugal 29 de febrero de 2016 © Ivan Genkenov / RFS


En el campeonato de fútbol femenino de Rusia en 2015 participaron seis equipos y el primer lugar fue tomado por el club "Zvezda-2005" de Perm. 

Los jugadores del club "Zvezda 2005" de Perm celebran su victoria en el partido final de la Copa de Rusia contra el club "Kubanochka", " Arena Baltica ", Kaliningrado 10 de septiembre de 2015 © ZHFK "Zvezda 2005" de Perm 

 Oleg Lapshin en el 2007 describía el estado de fútbol femenino en Rusia de siguiente manera: "En el primer campeonato nacional tomaron parte 72 equipos, en Rusia quedaron 48, luego fueron 32, hoy son ocho en la liga superior y seis en la liga primera. La causa de todo eso es la ausencia de involucración de la gente. Es necesario desarrollar el fútbol femenino en bases del estado en las instituciones educativas como en los Estados Unidos o Alemania". 

Información

"El programa de desarrollo del fútbol femenino - 2020"

De acuerdo con los datos de la Unión de fútbol de Rusia (UFR), indicados en el "Programa de desarrollo del fútbol femenino - 2020", ahora en Rusia se dedican a este deporte cerca de 30 mil mujeres, entre ellas como jugadores son registradas más de 11 mil, como profesionales se consideran alrededor de 200 personas. En total en la liga femenina de Rusia hoy hay más de 80 clubes. Según las previsiones de la UFR, en 2020 se espera que el número de mujeres que jueguen al fútbol debe crecer cuatro o cinco veces.

En el otoño de 2015 el ministro del Deporte y el presidente de la UFR Vitaliy Mutko se reunió con la selección nacional femenina de fútbol de Rusia y mencionó su alto nivel de juego. "Me gustó mucho el espíritu combativo de las chicas. La base de la selección son las chicas, que fueron campeones de Europa en la adolescencia"- dijo a los reporteros. Mutko también se comprometió asignar hasta 30 % de los próximos dos acuerdos de patrocinio de la UFR para el desarrollo del fútbol femenino en Rusia.