"La Grabación del fútbol es la más difícil grabación deportiva"

La entrevista con el fotógrafo Alexander Demyanchuk

16 Agosto 2016
Para la columna "Especialistas del Campeonato" welcome2018.com hablé con el reconocido fotógrafo de la agencia TASS Alexander Demyanchuk sobre como aprender a tomar el momento oportuno justo antes que esto suceda, porque los partidos finales son peligrosos para lesionarse para los fotógrafos de fútbol, porque Roman Shyrokov es un afortunado personaje para la grabación, y también sobre los hinchas rusos los mas lindos en el mundo, y sobre otros secretos y dificultades de la fotografía de fútbol.

- ¿Cuéntenme un poco sobre Usted, cómo empezó tomar fotos de las competencias deportivas, en particular, en el fútbol?

- Nací en Ucrania Occidental. Después de la escuela fui a estudiar para maestro de radio y televisión, terminé el colegiotecnico, y fui ha hacer el servicio militar. En el ejército me mandaron a Sestroretzk en afueras de Sankt Petersburgo. Esto todavía era la Unión Soviética. Después del ejercito yo me quedé, ingresé a la universidad electrotécnica, me case, tuve hijos. El futbol fue algo que siempre me ocupo completamente. Mi mamá me mandaba a escuela musical y mi papá a la de fútbol. Así que había las dificultades, pues mi madre no quería que yo jugase al fútbol. Pero yo amaba al fútbol más que a la escuela musical, obviamente. Jugábamos en el ejército por la selección de unidad militar, nosotros ganamos alguna vez. Después por la selección de la universidad. Por eso el fútbol es mi deporte de toda la vida. Y cuando yo me involucre con la fotografía entonces quise ser periodista deportivo.
Alexander Demyanchuk durante el trabajo en el Campeonato de Europa-2016. © Foto del archivo personal
- ¿Cuando empezó tomar fotos del fútbol?

- Me involucre con las grabaciones de deporte y empecé colaborar con algunos periódicos "Peterburgo Nocturno", "Verdad de Leningrad", "Deporte Sovietico", "Verdad de Komsomol". Las primeras de mis fotos eran precisamente deportivas. Pero no solo el fútbol. Hay, por ejemplo, el campeonato de ajedrez del país, entonces hice reportaje del ajedrez. Pero al fútbol lo quería más que a todos. Sacaba fotos de "Zenit", unas cuantas veces de las selecciones que llegaban a San Petersburgo y era obvio para mí que quería sacar exactamente fotos de fútbol. Estos eran los años 1986-88. Luego fui fotoperiodista de tiempo completo en "Peterburgo Nocturno" igualmente todo el tiempo sacaba los eventos deportivos.

Cuando fui en el año 1991 a la agencia "Reyter" donde trabajé 24 años, entonces ya grababa menos deporte, ya que es un agencia internacional, y el partido por ejemplo "Spartak" – "Zenit" no les interesa. Grababa los eventos deportivos europeos: la Liga de Campeones, El Campeonato de Europa. Esto no sucedía tan frecuente. Fui a los Juegos Olímpicos, en Sydney en Australia, a Salt Lake City, grabé diferentes deportes. Pero, lamentablemente, no me tocaba grabar fútbol en aquel entonces. Tengo tres grandes grabaciones de fútbol, el Campeonato de Europa en Austria y Suiza del año 2008, el Campeonato de Europa en Ucrania y en Polonia y la Euro-2016 en Francia hace un mes y medio.
Alexander Demyanchuk después de la conclusión del partido final del voleibol en juegos Olímpicos-2008 en Pekín © Foto del archivo personal
- ¿Si existe alguna particularidad de trabajo como fotoperiodista de fútbol?

- Si, hay una particularidad y que es bastante notable. Pienso que la grabación en el fútbol es quiza la grabación más complicada.

- ¿Y por qué?

- Supongamos que si tu grabas hockey entonces la plataforma será pequeña, mucho enfrentamiento, muchos discos. Lo mismo pasa en el balon-mano: constantes ataques dentro de una plataforma pequeña. Baloncesto, voleyball, todo en un limitado espacio. El fútbol se distingue, primeramente, por la plataforma que es cinco veces más grande, tú debes usar otras técnicas, lentes de largo enfoque a distancia con los cuales no es fácil trabajar. El fotógrafo deportivo principiante siempre perderá la profundidad de campo, el no alcanzará a apretar el botón de captura. Cuando grabas de cerca tú tienes técnica con lentes de no muy larga distancia, por es alcanzas a captar algún momento y el será muy agudo. Y cuando tú sacas con óptica de lente de larga distancia entonces ahí debes anticiparte al evento. Por eso el fútbol es como una competencia para mí, y tomar fotos bonitas de fútbol es muy difícil. Y cuando las fotos salen bien es una gran satisfacción es como si tú mismo hubieras jugado e incluso ganado.

Muchos de los fotógrafos que fotografían en el fútbol piensan que hicieron alguna buena foto. En realidad no es así. Para ver buenas fotos de fútbol hay que entrar en los sitios de las grandes agencias, ahí hay que mirar cómo se fotografía en el fútbol u otros deportes, y comenzar desde ver cómo se hacen las grabaciones para ellos.

- ¿Y Usted precisamente así aprendío a sacar fotos?

- Por supuesto, yo era un buen fotógrafo y antes de "Reyter" y por eso me escogierón. Pero cuando yo llegue ahí y fui a la primera Olimpiada en año 2000 a Australia: ahí había un nivel altísimo. Ahí era importante también el nivel del redactor pues era un trabajo colectivo. La mas magnifica fotografía puede ser redactada de tal manera que será la peor fotografía. Todas grandes competencias: Juegos Olímpicos, Liga de los Campeones, UEFA, Campeonato de Europa de fútbol es ante todo, velocidad, competencia. Haces una foto e instantáneamente la mandas a la agencia. Cuando yo grabo, por ejemplo, el juego "Zenit" – "Spartak", me puedo permitir en el intermedio redactar yo mismo mis fotos. Pero cuando se juega de Liga de los Campeones tú tienes que mandar la foto directamente durante del partido. Aquí es importante la unión unión entre el redactor y su nivel.
Alexander Demyanchuk antes del inicio del partido entre Rusia y España en el Campeonato de Europa-2008 en Austria. 10 de junio de 2008. © Foto del archivo personal
- ¿Existe competencia entre los fotógrafos deportivos?

- Competencia personal no la hay en absoluto. Pero, por ejemplo, en el final de Euro-2016 en Francia en AR o “Reyter” había ocho fotógrafos y yo del TASS era solo uno. Y pues claro, cuando miras luego sus cuadros en sus sitios te relames y piensas: a esto no le saque y a esto otro tampoco... Pero aquí ya no se puede hacer nada: tú estás sentado en un punto y ellos, que son ocho personas, te cubren todo el campo…
Los jugadores de la selección de Portugal Rafael Perreiro, Pepe, y Antonio Eder (de izquierda a derecha) se regocijan con el gol en el partido final del Campeonato de Europa de fútbol - 2016 entre los equipos de Portugal y Francia. Sen Deni, 10 de julio de 2016. © Alexander Demyanchuk/TASS
- Los jugadores ahora son estrellas, no menos que los artistas y políticos. ¿No hay entre ustedes eso como los paparazzi o los fotógrafos atrevidos que se golpean con los codos, con tal de sacar la mejor foto?

- En el fútbol, y pero en los otras competencias no hay eso, ahí todos están sentados con números correspondientes*. Lo unico puede ser cuando después del final alguién corre con la copa y todos corren detrás de él, ahí si hay una muchedumbre, se rompen las cámaras, los lentes, las manos etcétera. En el deporte no hay fotos atrevidas. Ahora bien, Halk llegó para despedirse con San Petersburgo en esto de todos modos no es la grabación de paparazzi.

*Cada fotógrafo en el tiempo de su partido tiene el lugar numerado
Hacer fotos bonitas en el fútbol es muy difícil. Y cuando ellas salen bien tu estas feliz como su hubieras jugado e incluso ganado.
Alexander Demyanchuk
- ¿Y de que depende la calidad de una fotografía? ¿Si deben los deportistas ser los artistas, y tener el carisma para que salga un cuadro bonito?

- Exactamente. Tú no puedes cambiar la vida, tú la captas. Si el héroe es más emocional es más interesante. Tu tarea es sacar el ángulo correcto, alcanzar a hacer el mayor numero de fotos posible, tomar fotos repentinamente. Si la persona generalmente no es emocional, digamos, como Leonid Slutzkiy, pues tú no puedes hacer milagros, está sentado, no mueve los brazos. Se puede hacer que agrande los ojos, cambiar la perspectiva, pero es todo. Y, por ejemplo si el mismo Shyrokov empieza a rascarse la nuca, cerrar los ojos, estornudar, toser, tomar agua... cuanto más emocional es una persona más interesantes serán los cuadros.

- ¿Quien de nuestros futbolistas o entrenadores es el más agraciado en este sentido de palabra?

- Pues, durante del partido, cuando se mete el gol todos son emocionales. El mismo Berezutzkiy, él aparentemente es tranquilo pero al meter gol empieza gritar, hacer caras, levantar manos. O aquí Ignashevich, es absolutamente flemático, pero si mete un gol, algo que sucede raro, nosotros vemos a otra persona. Aquí todo depende del momento.

- ¿le sucedío a Usted que perdío una toma, o quiza lo vio pero no alcanzó a sacarlo?

- ¡Oh, cielos! miles y miles… Aquí tomamos un partido y, se puede decir, que la mitad, si no más son perdidas. ¿Por qué? Porque es esto la caracteristica especifoca del fútbol. Aquí la persona que se golpea a sí mismo, y de las cien sacas una o dos veces, puedes conciderarte con suerte. Ya que el momento en fútbol dura no un segundo sino milésimas de segundo. ¡Por eso a los fotógrafos les enseñan así: que debes apretar al obturador antes! Si tú aprietas después, ves el momento y aprietas ya no habrá nada más. No habrá más pelota, el cuadro se habrá cambiado y el cuadro sin pelota en el campo no es fútbol, no funciona ya. O, tú aprietas y se fue el cuadro de la profundidad.

- ¿Seguramente le hace sentir muy mal?

- Sí, claro. A veces ves este que este cuadro la tiene un colega y tú no la tienes. Así sucedió: que su autofoco no se fue, posiblemente apretó en una parte del segundo más o después, y le salió. Pero es un proceso normal de competencia..

- ¿Sucede en la fotografía deportiva es también un deporte en parte, ya que entre vosotros también hay una competencia?

- Claro que la hay y de que modo. Aunque no se siente. No hay eso de que grabábamos juntos y luego empezábamos alardeando con los cuadros por quien tiene la mejor. La competencia también hay. Tú vas al fútbol como para el exámen, la adrenalina empieza a producirse unos cuarenta minutos antes del inicio del partido. Y esta adrenalina se siente y durante y después del partido.

- ¿Sucede que surgen relaciones personales de los fotógrafos con algunos de los jugadores?

- No, vivimos en unos planetas diferentes. Pero Slava Yevdokimov que es el fotógrafo personal de "Zenit", él vive con ellos, vuela y todo eso, él tiene contactos y relaciones.
Tú vas al fútbol como para el examen, la adrenalina empieza a producirse unos cuarenta minutos antes del inicio del partido.
Alexander Demyanchuk
- ¿Y que fotógrafos deportivos usted considera como un modelo y podría nombrar profesionales que le sean como una referencia en la profesión para Usted? ¿Aquel que le impresionaron mas?

- En el tiempo soviético los fotógrafos no podían competir con los occidentales, por eso su fama no es muy justa. Pero si tomamos los fotógrafos occidentales ahí hay vemos super fotografías. Por eso es difícil para mí señalar a uno, u otro, incluso tres, o cuatro o cinco fotógrafos. Es incorrecto. Hubo muchos grandes fotógrafos deportivos aquí y en el exterior.

- ¿Y usted tuvo mentores?

- No, yo estudiaba absolutamente por mí mismo. Yo tuve una preparación específica. En aquellas épocas era muy difícil aprender de las fotografías ya que el 80 ó 90 por ciento no eran muy buenas. Yo iba a biblioteca en los años ochenta y en los principios de los noventa y simplemente tomaba los archivos de las ediciones conocidas: Esquire o New York Times, Time, The Guardian, donde había no tanto las fotos deportivos sino más bien las de política. Yo simplemente miraba estas fotos muy frecuentemente, unas cuantas veces a la semana. Yo memorizaba y trataba hacer algo composicional, con tema, con color hacer aproximadamente algo así. Luego cuando ya empecé a trabajar en “Reyter”, ahí estaba muy bueno que teníamos sitio donde publicaban los trabajos de los más de 400 fotógrafos de todo el mundo y tú podías ver como ellos tomaban fotos que también es una buena escuela. Así que mi escuela era puramente visual y yo considero que ella me dio mucho a mí.

Yo hubiera aconsejado a aquellos fotógrafos que quieren fotografiar en el deporte, a no tomar un profesor, ya que no se sabe quien puede ser el profesor e igualmente no le enseñará lo que se puede aprender mirando buenas fotografías. Lo mismo a los redactores: les aconsejo ir a los museos y mirar los cuadros de los siglos XVIII-XIX, como hacían la composición los mejores pintores porque mejor que los pintores nadie sabe sobre la composición. Mirar como ellos ponían a la gente, en el lugar de la luna, en el lugar del reflejo. Así es el aprendizaje. El instituto no hará de ti un fotoperiodista. Solamente práctica, práctica y práctica. Una persona debe amar su trabajo, si él la quiere y está involucrado le va a salir bien.
El hincha de la selección de Francia antes del inicio del partido semifinal del Campeonato de Europa de fútbol - 2016 entre las selecciones de Alemania y Francia. Marcel, 7 de julio de 2016. © Alexander Demyanchuk/TASS
- ¿Y Usted está contento de cómo resulto su vida profesional?

- Pues sí, contento. Yo amo mucho a mi trabajo.

- ¿Y cuáles otros deportes que le atraen como el fotógrafo?

- Me gusta mucho fotografiar el hockey, él está en el segundo lugar para mí después del fútbol, ahí también hay muchas emociones, acciones, y, otra vez, hacer un cuadro no es así de simple. En general todos deportes son muy interesantes en el sentido de la fotografía..

- ¿Existe algúna toma única que le guste más que las otras? ¿Aquello que concentre en si la encarnación de su visión sobre el deporte?

- No. Si el trabajo fuera así lo hubiese mandado a World Press Photo y hubiera sido el ganador, aunque en exposiciones no suelo participar generalmente, no me gusta mucho eso. Pienso que nadie la tiene. Tengo las fotografías que me gustan...

- ¿Y qué hay en ellas? ¿Conflicto? ¿Drama lírica?

- Pues yo tuve una grabación complicada y dramática cuando "Zenit" se convertío en el Campeón de Rusia y los hincha empezaron lanzar fuegos artificiales. Esto fue cinco años atrás. La policía estaba parada lista frente a la tribuna de los hinchas. Luego llegaron los bomberos y empezaron a quitar los fuegos, después apareció grupo especial de operaciones, SOBR, OMON, ellos eran muchos, miles y miles de guardias del orden que se pararon como un muro de muchas filas ante los hinchas que gritaban en las tribunas. Y cuando el partido terminó los hinchas de todas maneras rompieron este muro, y hay cuadros donde se ve como la policía golpea a los fanaticos en el piso, pero ellos se levantan y corren al campo, rompen las puertas, destrozan la rejilla. Esto si que fue un drama.

Lo mismo pasó, recuerdo, cuando grababa el partido de la copa UEFA "Zenit" – "Glasgo Reyndgers" en Manchester cuando "Zenit" ganó 2:1. Cuando los chicos metieron el segundo gol y la muchedumbre de los hinchas de Zenit saltó al campo de juego, unas cien personas, y el campo ahí no tenía pista de carreras, y los hinchas tenían que correr entre de los fotoperiodistas. Y cuando los hinchas corrieron pisaron sobre las computadoras, sobre los equipos, esto era un momento desagradable también y dramatico, por supuesto. Es decir, que en la admiración, el drama está relacionado mayormente con los hinchas mas que con los jugadores.

- ¿El fracaso del equipo ruso en el último Campeonato de Europa les afecto en algo? ¿Usted siguío o dejó de grabar?

- Pero yo había llegado de antemano, unas dos semanas antes del inicio y fotografiaba a los partidos amistosos, en Monaco con selección de Chequia, y en Austria el partido con la selección de Serbia. Y ya había observado en los partidos amistosos, especialmente en Monaco…Por eso yo estaba preparado para la derrota psicologicamente. Seguro, que tuve la esperanza de que era posible y sucedería el milagro. Pero yo pienso que nuestros hinchas en el Campeonato de Europa eran más lindos, mas atinados en vestimenta, yo los tomaba constantemente en muchos partidos. Parecida unión visualidad fantástica había en los islandeses, yo no había visto nunca hinchas tan unidos con el equipo y tan unidos entre ellos. Realmente como los vikingos. Y por la emocionalidad, por supuesto que, nuestros hinchas estaban fuera de la competencia. Porque vi que los reporteros de todo el mundo con mucho entuciasmo los graban, muy lindas chicas y mujeres, habian muchos con vestidos y ropas nacionales. O sea fotografiarlos era todo un placer.

Menú
Menú

Welcome 2018

×
Entrar