Pirat-house

Ievgeni Moroszov/Welcome2018.com

Un bar amigable, donde es difícil mantenerse de pie. “Pida dos vasos de tequila – la tercera gratis“ - en la entrada, se ofrece a los visitantes promociones tentadoras y después ya no pueden pararse:  donde hay dos, está la tercera. Etcétera. Aquí, hábilmente saben persuadir para seguir bebiendo, eso hacen los visitantes. El local tiene reputación de lugar, de donde no se puede salir rápidamente. Además, aquí se come en abundancia, rico y no muy caro: carne de cerdo cocida con rábano picante –  es un aperitivo para dos, patatas al horno, combo compuesto de cangrejos y cerveza, embutidos caseros de fabricación propia.