Castillo Brandeburg

Evgeniy Morozov/Welcome2018.com

Las ruinas del castillo de la orden Teutónica en el poblado Ushakovo (hasta 1946 — Brandeburg), están ubicadas  en las orillas de la bahía de Kaliningrado en la desembocadura del río Prokhladnaya. 

Brandenburg fue fundado en el siglo XIII:  en este sentido, hay una inscripción en la "Crónica de la tierra Prusiana» de Peter de Dusburg: "En el año1266 antes de Cristo, el margrave de Brandeburg Otto III (bisnieto de Albrecht der Bär), con muchos otros caballeros, vino a la tierra Prusiana <...> aconsejado por el maestro y los hermanos construyó un castillo Brandeburg y quiso llamar así por eterna memoria en honor a su Margraviato". 

Durante la primera rebelión prusiana (años 1242-1249) se encontraron deficiencias en los castillos Balga y Lenzenburg:  ambos no tenían puertos, además, Balga  el punto de referencia principal de los caballeros de la orden Teutónica en esta zona, pudo ser bloqueado fácilmente.  Por eso, se tomó la decisión de construir el castillo Brandeburg, en la desembocadura del río Frishing.

Como es habitual, con el paso del tiempo, en base a la fortaleza se formó la colonia. Ya en 1408 aquí apareció la escuela. En los siglos XVI—XVII Brandeburg convirtió en una localidad grande: en el año 1604, aquí había 50 casas y siete tabernas. La colonia se desarrolló gracias a la ubicación privilegiada, cerca de una carretera activa,  de la bahía y el río. Por eso, Brandeburg perdió su valor, solo después de la construcción del ferrocarril Oriental — nueva arteria de transporte, que pasaba lejos de él.

Después de 1945, en el pabellón sureste se domiciliaron las familias de los emigrantes de la URSS, y el ala sudeste del castillo, afectada durante la guerra, prácticamente no se utilizaba.  En el año 2007, las ruinas obtuvieron el estatus de objeto de Patrimonio cultural de importancia regional y en el año 2013 se inició la reconstrucción del castillo.