Tumba de Immanuel Kant

Ruslan Shamukov/TASS

A fines del siglo XVI la universidad Albertina, le  compró a la iglesia un lugar, cerca de la pared del norte de la nave principal para el entierro del profesorado.  Y una de estas tumbas del profesorado salvó la vida de la catedral en el año 1945. En la segunda mitad del siglo XVIII, en la universidad de  Königsberg daba clases el fundador de la filosofía clásica alemana,  Immanuel Kant. El dictaba a los estudiantes conferencias de lógica, ética, matemáticas, mecánica, ciencias naturales y geografía, paralelamente escribía tratados sobre la teoría del conocimiento, ética, estética, antropología ,religión, problemas del estado y derecho.  Aparte de la clara inteligencia, Kant es recordado por los ciudadanos por su extremo pedantismo - realmente por el median la hora - y por que nunca dejó Königsberg. Vladimir Lenin consideraba que Kant fue el precursor de Karl Marx y Friedrich Engels y la «crítica de la razón pura» de Kant, Formaba parte del programa obligatorio universitario de la URSS. por eso, al ver el monumento-memorial del filósofo, levantado cerca a la catedral, la administración soviética protegió la catedral de  la demolición.