Faro

Ievgeni Moroszov/Welcome2018.com

Se trata del faro más occidental de Rusia construido en 1813. Se encuentra en la pintoresca orilla del Mar Báltico y sirve como punto de referencia para los barcos que se dirigen al puerto de la ciudad. La altura del faro es de 33,2 metros y su luz es visible hasta 16 millas náuticas.

Unos dicen que el faro Pillau fue construido por el arquitecto Karl Schinkel, otros que fue el ingeniero experto en hidroeléctricas Schultz. El faro de piedra, que reemplazó una torre de antorcha de madera, funcionaba en sus orígenes con aceite glutinante, y desde 1874 con queroseno, luego se empezaron a usar las lámparas de gas y solamente en 1913 el faro cambió a ser eléctrico.

Durante el asalto a la ciudad en 1945, el faro recibió solo daños menores. Sin embargo, antes de la retirada, los alemanes lo estropearon. Dado que el puerto conquistado era lugar de ubicación de los barcos de la Flota del Báltico, el faro tuvo que ser inmediatamente reconstruido.

En 2011 el faro de Pillau obtuvo el estatus de patrimonio cultural y es protegido por el estado.