Submarino «B-413»

Ruslan Shamukov/TASS

Bajado al agua en el año 1968, el submarino soviético B-413 cumplió su función hasta el año 1999 - primero en la flota del norte, luego en el mar Báltico. Todos sus mecanismos, dispositivos y armas hasta hoy se conservan en las mismas condiciones, que cuando lo pasaron al estatus de barco de museo. La singularidad de este mecanismo es que, es el único conservado en el país y uno de los pocos submarinos en el mundo, que funcionan aún, no con energía nuclear, sino con diésel.  En este barco, que parece pequeño y estrecho, se instalaba un equipaje de 80 personas.