Basilico

Ilnar Tukhbatov/TASS

Restaurante italiano serio, uno de los más populares en la ciudad. El orgullo de "Basilico" es el horno de piedra, que el chef napolitano del local calienta hasta alcanzar una temperatura de 400 grados centígrados. En el mismo se hornean pizzas (casi dos docenas de tipos, además de aquella que se puede preparar a su gusto) en cuatro minutos. También en el menú hay varios tipos de carne, risotto, una variedad de pastas y postres. La carta de vinos está compuesta por vinos italianos, hay también una variedad de agua mineral italiana. Aquí siempre está lleno, así que es mejor reservar una mesa con antelación. En verano la terraza abierta puede albergar a 30 personas.