Iglesia del icono de Nuestra Señora de Tikhvin

Egor Aleev/TASS

Es una iglesia ortodoxa, muy inusual para el pueblo Staro-Tatarskiy, la misma fue construida entre los años 1646 y 1685. A finales del siglo XVIII en su lugar se construyó una iglesia, que llego a nuestros días. El aspecto actual lo obtuvo durante su expansión y renovación, ocurrida a finales del siglo XIX. En aquellos tiempos el templo ya había sido nombrado en honor a la Madre de Dios, cuya imagen, según la leyenda, apareció en el año 1859 sobre la ciudad –  y en ese mismo instante en el pueblo Staro-Tatarskiy se apagó un gran incendio que había ocurrido. El icono puede ser visto en la Catedral Nikolskaya.

El templo cerró en el año 1938. En 1997 el mismo fue devuelto a la diócesis de Kazán. Ahora es el centro de todas las parroquias de criashenes de Tatarstán. Los criashenes ("tártaros bautizados") es un grupo etnoconfesional de tártaros que confiesan la ortodoxia y suman cerca de 50 mil personas. En el año 2015 en el templo abrió un museo de la historia y la cultura de este único pueblo.