Catedral de San Pedro y Pablo

Egor Aleev/TASS

En el año 1726 el templo fue erigido en nombre de los Apóstoles San Pedro y Pablo, en el sitio de un templo de madera, construido a mediados del siglo XVI. Entre la gente la catedral fue llamada como "jardines colgantes de piedra de Kazán", debido a la gran cantidad de molduras que adornan sus paredes. Un destacado ejemplo de barroco apareció gracias al comerciante Iván Mikhlyaev, cuya casa (hoy en día es la construcción civil más antigua de Kazán) se encuentra al lado.

Según una versión, el propietario de una fábrica de telas quiso conmemorar la visita de Pedro el Grande a Kazán en 1722 por medio de la construcción de la catedral, donde el rey celebró su cumpleaños número 50. La tarea no fue fácil: cuando al cuarto año de construcción la iglesia estaba casi terminada, debido a la falta de experiencia de los maestros se derrumbó el arco, se tuvo que llamar a los maestros de la ciudad de Pskov.

Como resultado, apareció este solitario templo con dos pisos y una altura de 52 metros. Con la particularidad de que 38 metros es la altura de sólo una cúpula (como comparación: la nave central de la Catedral de Notre Dame posee una altura de 35 metros). Casi igual de grande es el campanario – 49 metros. Si se mira hacia ella desde abajo y a corta distancia se asemeja a una torre pintada. En el penúltimo nivel a finales del siglo XIX se instaló el reloj del maestro Petr Klimov.

La catedral fue reparada en varias ocasiones después de algunos incendio con recursos de los feligreses. La iglesia, que se encontraba en ruinas, fue restaurado durante los años 1888-1890 – se han hecho trabajos de restauración de molduras y se han apuntalado los cimientos. Su aspecto actual se conserva desde aquellos tiempos.
Después de la revolución de 1917 el templo se ha convertido en un centro de la comunidad ortodoxa, aquí se han reunido objetos sagrados de otras iglesias cerradas. En 1938 se decidió convertir la catedral en un museo antirreligioso y una sala de conferencias. Sin embargo, aquí se ubicaron las instalaciones del archivo partidario, y más tarde – un planetario y talleres de restauración. Sólo en 1989 se inició de nuevo el oficio religioso.
La catedral consta de tres capillas. Dos por el lado norte – en nombre de la Madre de Dios "Zarza Ardiente" y del icono "Fuente de Vida", así como de la capilla que ocupa todo el primer piso, creada en honor a la Presentación del Señor. En el segundo piso se encuentra situado el Templo de los Apóstoles San Pedro y Pablo.

En la catedral es interesante notar detalles. Por ejemplo, al día de hoy la entrada principal se encuentra por el lado sur, aunque inicialmente estaba por el lado norte (ahora este espacio está ocupado por casas). Los pisos de la templo superior son placas de hierro, hechas en las fábricas de Akinfiy Demidov, situadas en los Urales. Se destacan especialmente los azulejos antiguos en la pared interior de la galería – son los únicos en toda la ciudad de Kazán. Por supuesto, la principal decoración consta de un iconostasio tallado de nueve niveles y con 25 metros. En la catedral se encuentra situado el icono Sedmiozerniy de la Madre de Dios de Smolensk, que proviene del monaterio  Sedmiozerniy. Según la leyenda dicho icono salvó la ciudad de Kazán de la peste en 1654. Junto con el icono de la Madre de Dios de Kazá y el icono Raifskiy de Georgia, es uno de los más venerados en la diócesis.