Iglesia Luterana de Santa Catalina

Egor Aleev/TASS

En la ciudad de Kazán los alemanes viven desde el siglo XVI, cuando a ellos, siendo prisioneros durante la Guerra de Livonia, los distribuyeron por el Imperio. El más famoso de ellos fue el rector de la Universidad Imperial de Kazán, el Sr. Karl Fuchs.

Su propio templo en Kazán comenzó a construirse por los creyentes en el año 1767, en el año de la llegada de la emperatriz Catalina II a la ciudad. La iglesia fue santificada e inaugurada en la fecha del 07 de diciembre de 1771, en el día de Santa Catalina. Tres años más tarde, el templo se quemó, pero en 1777 fue restaurado ya en piedra.

Oficialmente, la parroquia evangélico-luterana de Kazán se formó aquí en el año 1806. Durante los años 1862-1865 en la misma calle Pokrovskaya (ahora – Karla Marksa) construyeron una nueva iglesia para dar lugar a todos los luteranos. El proyecto de la iglesia de ladrillo para 250 personas en el estilo románico y con elementos góticos fue realizado por el asistente del arquitecto de la ciudad, Sr. Lev Khrschonovich. La misma fue santificada en la fecha del 01 de diciembre de 1863.

Muchos luteranos abandonaron Kazán después de la revolución – lo cual dio lugar al cierre de la iglesia en 1929, la misma fue transferida a la Comisaría Popular de Asuntos Interiores de la República Socialista Soviética Autónoma Tártara. El templo se convirtió en el gimnasio de la sociedad "Dinamo". Allí, donde se encontraban los vitrales, se construyeron tribunas, al edificio se anexaron en semicírculo las instalaciones del club (y más tarde, del centro cultural) del Ministerio del Interior.

La Comunidad Evangélica Luterana de Kazán fue restablecida en el año 1990. En 1991 surgió también la Comunidad de cultura alemana de Kazán, que luego se transformó a la Sociedad alemana de Kazán de Karl Fuchs, y luego – en la Casa Alemana de la República de Tatarstán. En el año 1996 el alcalde de la ciudad de Kazán, Sr. Kamil Iskhakov, entregó al obispo de la Iglesia Evangélica Luterana de la parte europa de Rusia, al Sr. Siegfried Springer, una llave simbólica del edificio de la iglesia; en ésta última comenzaron las misas, y junto con ellas – los trabajos de restauración; para el año 2005 el techo y la fachada se encontraba en un estado decente. La renovada iglesia abrió el 30 de de agosto del 2014. Ahora aquí hay un nuevo órgano, una araña de un peso aproximado de 700 kilogramos, un altar reconstruido en base a fotografías.

Al igual que hace 100 años, en el templo no solo se celebran misas, sino también se aprende la lengua alemana y se junta un club de jóvenes. El director de orquesta Rustem Abyazov estuvo tan admirado por la acústica del lugar, que decidió organizar aquí las noches de su orquesta "La primavera invita a la Iglesia".