Degustación dulces tártaros

Egor Aleev/TASS

La mejor manera de conocer la cocina tártara es lograr ser invitado por alguien a su casa: cada familia por aquí es experta en la cocina local. Pero los buenos productos de repostería fresca se venden también en las tiendas: en "Bakhetle", así como en cualquier otra cadena grande, se puede encontrar el famoso chak-chak de una fábrica de pan ajena.

En la calle se pueden encontrar quioscos redondos, llamados "Tyubetey" – allí también se pueden encontrar muchas delicias. Otros sitios útiles – "Casa del té" (ulitsa  Baumana, edif. 64), "Casa de la Cocina Tártara" (ulitsa  Baumana, edif. 31) y la "Finca tártara" (ulitsa  Shigabutdin Mardzhani, edif. 8).

Además del chak-chak, se recomienda comprar el delicioso talkysh kaleve (un tipo de baklava), la gubadiya la Kaleve más dulce talkysh (tipo pahlava) gubadia – pasteles con arroz, pasas, huevos y corte (requesón cocinado en leche al horno con mantequilla y azúcar).