Museo de la Cultura Islámica

Egor Aleev/TASS

Durante muchos siglos la cultura islámica enriqueció la diversidad religiosa del Estado ruso. En Kazán, donde desde hace mucho tiempo coexisten varias religiones, esto se manifiesta con mayor claridad. En el Kremlin, por ejemplo, colindan la Catedral Blagoveschenskaya y la Mezquita Kul Sharif. Ésta última no sólo es la principal mezquita del viernes de la República. En su planta baja hay un museo, abierto desde febrero del 2006. Aquí se puede encontrar más información acerca de como se desarrolló el islam en los pueblos turco-tártaros del Volga y de los Urales: desde la proclamación en el khanato búlgaro en el año 922 y hasta los tiempos presentes.

La parte central de la exposición se encuentra ocupada por el interactivo Dar la vuelta al Corán, que permite a los visitantes conocer a pleno este objeto sagrado. Además, aquí se puede ver facsímiles de manuscritos y ediciones modernas del Corán, para observar la instalación tridimensional Kremlin de Kazán en los siglos XV-XXI. A los visitantes se les cuenta acerca de los cinco pilares del islam, que apariencia poseía el interior del despacho del civilizador tártaro Shigabutdin Mardzhan, y se les presenta la historia de la lucha de las mujeres tártaras por sus derechos.