Festival Internacional de Cine Musulmán de Kazán

Aleksei Nasyrov/TASS

Por primera vez el festival se llevó a cabo en el año 2005 bajo el nombre de Mimbar Dorado (mimbar es una cátedra o tribuna en la mezquita-catedral, desde la cual el imám lee la azalá del viernes). Hoy en día, dentro del marco de organización del FICM, se exhiben películas del cinematógrafo nacional y mundial, invocando al bien, a la paz y la justicia, independientemente de la religión del autor (de este modo se formula el concepto del festival). Los espectadores pueden ver una gran cantidad de películas que provienen del Oriente Medio o, por ejemplo, de películas sobre los musulmanes europeos. En el primer festival se anunciaron 40 obras de 12 países del mundo.

Además del programa competitivo y no competitivo (en la segunda categoría participan películas de galardonados de festivales europeos), se organizan clases magistrales, encuentros creativos, mesas redondas. Es curioso el hecho de que anteriormente los organizadores, tratando de atraer la atención de los medios de comunicación, invitaban a conocidos personajes occidentales: Katrin Denev, Izabel Adzhani o Mark Dacascos, no relacionados en forma directa con el cine musulmán u oriental. Actualmente se trata de una celebración exclusiva del cine independiente. En este caso, la apertura y el cierre se llevan a cabo con el cumplimiento de todas las normas – con una alfombra roja y una multitud de espectadores.