Moloko (Leche)

Alexander Zelikov/TASS

Antes en este lugar estaba una de las últimas tiendas en el centro de la ciudad que mantenía las tradiciones soviéticas. La tienda se llamaba Moloko (Leche), y tenía todo de lo que se acuerdan los abuelos: abaco, talones para la cajera escritos a mano, dos colas y precios de risa del pan y de la leche comparados con los tiempos de hoy. Ahora la tienda está cerrada, en su lugar abrieron un bar guardando el nombre por respeto a su predecesor.

En el Moloko nuevo y claro por la noche mezclan cócteles: ponche de vino tirolés para las tardes frías, Old Fashioned para las fiestas de verano, Old Boy para la cena con colegas. La selección de comida es también decente, particularmente a los frecuentadores les gustan los desayunos con hojuelas, quesadillas, cereales abundantes y una excelente selección de café – por supuesto, con leche.