Amore

Alexander Zelikov/TASS

En el Amore aprecian las tradiciones, y por lo tanto preparan sólo gelato italiano verdadero de productos naturales según las recetas antiguas. En ninguno de los helados aquí se añaden colorantes o aromatizantes – sólo bayas, crema y leche. Los sabores aquí son tan diversos que se desbandan los ojos: hay helado con pistachos de Sicilia, con el chocolate más negro, con caramelo y sal del mar, de cacahuetes, menta, con avellanas y de vainilla (con vainilla de Madagascar, específicamente aromático) y de mango. También hay stracciatella italiana clásica con trocitos de chocolate.

Entre sorbetes hay uno de hipofaes suave, de frambuesa y, por supuesto, de chocolate negro con naranja. Para los que prefieren los sabores muy ácidos y frescos, hay sorbete de fruta de la pasión.