Casa del comerciante Gusiatnikov

Alexandr Zelikov/TASS

El edificio de apartamentos fue construido a principios del siglo XIX, en el primer piso estaba la tienda del comerciante Piotr Gusiatnikov, propietario de la mansión que dio nombre a la callejuela. Es una construcción rara de Moscú, no fue dañada durante el gran incendio de septiembre del 1812. Gusiatnikov llevó una vida social activa, en la casa a menudo organizaban bailes y cenas.