Cuarteles Pokrovskie

Alexandr Zelikov/TASS

Construidos en 1801 por orden del emperador Pablo I. De acuerdo con el plan del emperador, la gente del pueblo tenía que donar dinero para la construcción de cuarteles, y por ello los liberaron del acuartelamiento que era la obligación de mantener a militares en su viviendas. La construcción requería más de dos millones de rublos, los ciudadanos recolectaron alrededor de medio millón. Pero los que invirtieron en la construcción recibieron un signo elegante "Libre de acuartelamiento" que tenían que colgar a a la entrada de la casa. Este fue el primer edificio en Moscú construido específicamente para los cuarteles y no acondicionado como muchos otros. Previamente, antes del edificio monumental hubo una plaza grande para los ejercicios y demostraciones, pero en los años 1950 fue plantado con árboles y se convirtió en una parte del bulevar Pokrovskiy.