Calle Nikolskaya

Nikolay Galkin/TASS

Hasta fines del siglo XIII en el lugar de la calle Nikolskaya pasaba el camino a Vladimir, su actual historia nos conduce al siglo XIV. Esta es una de las calles más antiguas y muy típicas de la capital: tiendas, hoteles y casas de vecindad del siglo XIX se intercalan con edificios del monasterio del siglo XVII. Junto a la calle Nikolskaya en la callejuela Bogoyavlenskiy a finales del siglo XVII por iniciativa del escritor Simeona Polotskiy surgió el prototipo de la primera universidad rusa - la Academia eslavo-griego-latina. Aquí estudiaron el primer científico naturalista ruso Mikhail Lomonosov y el poeta y científico Vasiliy Trediakovsky. En la casa actual nº 15 en 1553 comenzó a trabajar la Imprenta que es el lugar de nacimiento del primer libro impreso ruso “El Apóstol”. Antes de la invasión de Napoleón a Moscú en 1812 casi en cada edificio de la calle Nikolskaya se ubicaban librerías.