Pushkin

Alexander Zelikov/TASS

El principal restaurante ruso en Moscú es en realidad un teatro gastronómico. Los camareros en libreas se dirigen a los visitantes respetuosamente con "señor" "señora" y sirven con estilo la auténtica comida rusa: lucio relleno, aspic de lucioperca, vinegret, caviar con ojuelos, salazones caseros, shchi de día, huesos cerebrales, kulebiaka y rastegáio. Los que frecuentan este restaurante prefieren los pelmeni de olla, y, por supuesto, acompañado con una garrafita de vodka.

Hay una sección en el menú de "desayuno" donde no puede faltar el kefir, la riázhenka, crepes y papilla. La gente de negocios vienen aquí en busca de descanso y, a veces se quedan mucho tiempo, aún hasta el amanecer.