Puertas Troitskie (de Trinidad)

Nikolay Galkin/TASS

La entrada al Kremlin para los visitantes está organizada por la Torre Kutafia de la cual a las Puertas Troitskie conduce el Puente Troitskiy. La primera mención de la fortaleza en la colina Borovitsky es del año 1156. El Kremlin que vemos hoy en día, fue fundado por Iván III en la segunda mitad del siglo XV. El zar decidió reconstruir la fortaleza débil de piedra blanca con numerosos edificios de madera e invitó con este fin a los arquitectos de Italia. Todos los gobernantes posteriores añadían algo nuevo a la aparición del Kremlin. Ivan III dejó la Catedral de la Dormición de una belleza rara  construida por Aristotel Fioravanti en 1479. En 1600 Boris Godunov reconstruyó el Campanario de Iván el Grande por lo que se convirtió en el edificio más alto del país (y así fue hasta el siglo XVIII). Después del incendio de 1701 Pedro I ordenó a eliminar del  Kremlin todos los edificios de madera. En 1787 bajo las órdenes de Catalina II el arquitecto Matvei Kazakov erigió en la colina el palacio de Senado en el que en su tiempoque estaba la oficina del líder de los bolcheviques Vladimir Lenin, ahora es la residencia de trabajo del presidente ruso. Es por ello que sólo una parte del Kremlin está abierta a los turistas.