Planetario de Moscu

Mikhail Dzhaparidze/TASS

El planetario fue construido en 1929 por diseño de los arquitectos Mihail Barsch y Mihail Sinyavskiy. La cúpula parabólica tiene un diámetro de 25 metros, el espesor no supera los 12 centímetros y cubre un auditorio con capacidad para 1440 personas; antes en la URSS no hubo instalaciones de este tipo. En 2011 después de una larga reconstrucción diseñada por Aleksandr Anisimov, el edificio fue elevado a seis metros de altura con el fin de ubicar en la parte inferior locales técnicos, y el proyector de raridad Karl Tseys producido en 1920 especialmente para el Planetario de Moscú fue reemplazado por uno digital. Ahora es uno de los lugares favoritos de descanso de los ciudadanos y visitantes con niños.

Una institución científica y educativa que parece más bien una atracción: salas menor y mayor de estrellas que excitan la imaginación, museo del Uranio y el museo interactivo Lunarium, parque del cielo, observatorio, y cine 4D. Al planear una visita es conveniente planificarla, no es fácil orientarse de manera espontánea en todas las maravillas del planetario: es mejor empezar con la selección del show en la sala de estrellas. Se puede comprar la entrada directamente en el sitio web. Con la entrada, una hora antes del show, se invita al público a visitar el Museo del Uranio. Éste consta de dos salas: la primera narra la historia del planetario e investigaciones espaciales, la rampa de la segunda sala muestra la ubicación del sistema solar con el orden correcto de los planetas. Se exhibe también los globos planetarios y una colección única de fragmentos de meteoritos.

En la Gran sala de estrellas equipada con la cúpula de estrellas más grande del mundo muestran videos educativos dedicados a telescopios, astrónomos, sistema solar, misterios del planeta Marte,  misterios del universo, e incluso sobre fenómenos terrestres como los volcanes. Los  programas cambian, su descripción está en el sitio web del Planetario. Los asientos del auditorio son como sillones para así ver más cómodo la cúpula. Los mejores asientos está en el medio de la sala y en las últimas filas. Después del espectáculo se invita al público a la Plazoleta astral del Parque de cielo. Aquí se encuentran inusuales aparatos antiguos y modernos de observación del cielo, y hay dos observatorios - Grande y Pequeño con potentes telescopios, los cuales es posible usar sólo cuando el tiempo lo permite.

Comprar las entradas para el museo interactivo Lunarium es mejor en el lugar, disponible todo el día, con un número ilimitado de pases. La exposición tiene dos plantas y consta de dos salas: Astronomía y física y Comprensión del cosmos. En la primera, de forma clara y precisa se demuestran las leyes de la física, con la ayuda de un sintetizador inteligente se puede escribir la música del espacio o generar sus propias nubes. La segunda sala simula una estación cósmica cada sección de la cual tiene emocionantes atracciones: salvar la Tierra de los asteroides, comparar observaciones de diferentes telescopios, escribir un mensaje a los seres extraterrestres u operar vehículo espacial en Marte. Aquí mismo está instalado el péndulo de Foucault, el mayor en Europa, que demuestra a cada hora que la Tierra realmente gira.

Un acogedor cine 4D muestra películas cortas y claras sobre el espacio y ofrece un paseo virtual por una montaña rusa cósmica. El planetario está situado junto al zoológico, así que si le permiten las fuerzas, es conveniente comprar una entrada general, lo que posibilita en un día mirar las estrellas y visitar el Zoo.