Casa de la sociedad anónima ARKOS

Alexandr Zelikov/TASS

Este edificio administrativo de seis plantas fue construido en 1928 en el lugar del monasterio demolido Voskresenskiy Novoierusalimskiy, monasterio que estaba en esta tierra desde el siglo XVII. El reconocido arquitecto Vladimir Mayat construyó esta casa para la sociedad anónima de comercio ARKOS, que se dedicaba a la exportación e importación de mercancías entre la Unión Soviética y otros países. Esta fue una gran empresa, en 1927 su vuelta superó 100 millones de libras esterlinas. Los moscovitas conocían a Mayat como un hombre que realizó construcciones antes de la revolución para los filántropos Morozov y Ryabushinskiy y trabajó sobre todo en el estilo neoclásico, por lo que este edificio causó asombro y admiración. Ulteriormente muchos arquitectos soviéticos diseñando edificios administrativos tomaron la casa de ARKOS como modelo.