Casa de Narkomfin

Alexandr Zelikov/TASS

Es probable que esta casa residencial en el estilo constructivista fuera la más famosa.  El edificio del Comisariado de pueblo de finanzas de la URSS fue construido como una casa comun experimental. El arquitecto Moisey Ginsburg era un gran fanático de la vivienda comunal; el tiene seis proyectos de este tipo - cuatro en Moscú, uno en Ekaterimburgo y uno en Saratov.

Construida en 1930 usando las últimas tecnologías, la casa de Narkomfin fue erigida con concreto fundido a presión, gracias a esto el edificio está bien conservado hasta nuestros días, aunque nunca fue reparado. Para la construcción inventaron nuevos materiales incluyendo “kamishit”, bloques de caña prensada. Con este construyeron tabiques incluso en los dormitorios. El “kamishit” tiene una conductividad de sonido increíble, por lo cual sus residentes rápidamente lo llegaron a odiar. La casa se elevó sobre columnas, esta estructura de carcasa se debe al hecho de que el río Sinichka fluye por debajo.

El edificio fue construido de tal manera que el ciudadano soviético que residia en la comuna, estuviera libre de las preocupaciones cotidianas. Por aquí había un comedor, una sala de lavandería, así como una biblioteca y azotea con techo para tomar el sol y practicar ejercicios físicos. Una parte del techo se destinó para un ático de dos pisos del comisario de hacienda Nikolay Milyutin.

Es de destacar que Ginsburg se negó a vivir aquí, explicando que prefiere apartamentos tradicionales. El arquitecto-constructivista francés Le Korbyuze después de visitar el edificio del Narkomfin quedó encantado.