Casa residencial del trust Teplobeton

Alexandr Zelikov/TASS

Este elegante edificio de cinco pisos fue construido por el arquitecto Ilia Golosov en 1934. El cliente era Teplobeton que iba a establecer aquí a sus empleados. Golosov construyó este edificio, como se puede adivinar fácilmente, en base del concreto caliente, innovador en aquel entonces, y representado en los bajorrelieves de la fachada la Ciencia, la Tecnología y el Arte alegórico.

Antes en este lugar estuvo la iglesia de San Spiridoniy, en cuyo honor fue nombrada la calle Spiridonovka. En esta casa vivieron muchos científicos famosos, entre ellos el jefe de la Academia de Ciencias de la URSS, el físico Serguéi Vavilov.