Parque de cultura (Línea Kaluzhsko-Rizhskaya)

Nikolay Galkin/TASS

En 1935 esta era la estación terminal de la primera línea del metro. Su arquitecto fue el alumno favorito de Nikolay Ladovskiy, el arquitecto Georgui Krutikov. En la década de 1920 Krutikov hizo mucho ruido con su concepto de "ciudades flotantes" según el cual los barrios residenciales e industriales flotaban en el aire, y la tierra quedaba para el descanso. Es especialmente divertido que su trabajo principal era bajo el suelo y asombra con la abrumadora riqueza de la decoración característica para la arquitectura estalinista más clásica. Las columnas revestidas con mármol de Crimea tipo kadykovka, coronadas con capiteles de estuco que se reflejan en las paredes con pilastras de mosaico de color rosa oscuro, por encima de la plataforma se encuentran puentes con suelo de baldosas rojas metlahskaya y paredes revestidas con mármol blanco de los Urales tipo koelga. La funcionalidad se combina con éxito con la belleza.  El elegante pabellón-rotonda norte, proyecto de Nikolay Kolli, con un retrato en mosaico de Maksim Gorkiy es el último símbolo de la primera línea del metro, cuando las decoraciones eran minimalistas y el acabado conciso.