Novoluznetskaya

Nikolay Galkin/TASS

Como todas las estaciones construidas durante la guerra, “Novokuznetskaya” (abierta en 1943) está dedicada a la lucha heroica del pueblo soviético contra el fascismo. Esto está representado en la decoración de la estación: en los escudos de metal con las banderas, en un friso de esculturas de yeso tendido sobre pilones a toda la longitud de la sala central están representados los soldados del Ejército Rojo - tanquistas, pilotos, comunicadores. Pero la decoración principal de la estación son los mosaicos en base a los bocetos de Deineka originalmente preparados para Paveletskaya. La bóveda de la nave central dió cabida solo a siete - Jardineros,          Fundidores de acero, Constructores de maquinarias, Constructores, Aviadores, Esquiadores y Mineros (más tarde este fue desmontado). Otro mosaico “Desfile de los atletas” adorna el techo de la sala de la escalera mecánica. La estación está decorada con mármol tipo prokhorov-balandinskiy con detalles geométricos de colores más oscuros: gris karkodinskiy de los Urales y negro horviranskiy traído de Armenia. Además, es una de las pocas estaciones donde se conservó la fila central de s lámparas de pie necesarias para la iluminación de los mosaicos de la bóveda.