Electrozavodskaya

Nikolay Galkin/TASS

De todas las estaciones de metro de la era de Stalin Electrozavodskaya se puede considerar la más clásica: pilones pesados de mármol blanco decorados con el entablamento del orden dórico y con esculturas sobre el tema del “Trabajo en tiempos de guerra” de Georgui Motovilov. Pero la decoración principal de Elektrozavodskaya es la bóveda, en sus cajones esféricos hay instaladas más de 300 lámparas. Así la estación justificaba su nombre en honor a la cercana fábrica Electrozavod. El mármol rojo georgiano Salieti con que están adornadas las paredes del túnel de la vía, también merece atención, en él se pueden ver las conchas de moluscos fósiles, que hace millones de años vivieron en el sitio del Cáucaso actual. Electrozavodskaya es considerada una de las más bellas estaciones del metro de Moscú y en 1946 fue galardonada con el Premio Stalin.