Casa principal de la mansión Zamiatin - Tretyakov

Nikolay Galkin/TASS

La mansión urbana fue construida en este lugar a mediados del siglo XVIII, cuando este lugar pertenecía al príncipe Piotr Menshikov. Desde entonces la casa cambió de dueño y fue reconstruida varias veces. En 1871 fue comprada por el conocido comerciante y filántropo Serguéi Tretyakov, el hermano de Pavel Tretyakov, e inmediatamente ordenó la reestructuración completa del edificio a su yerno Aleksandr Kaminskiy. Inspirado por los mejores ejemplos de la arquitectura rusa antigua Kaminsky construyó un grandioso edificio con una fachada ricamente decorada y en su ala de dos pisos se ubicó la colección de Tretyakov, que después de la muerte del comerciante pasó a la Galería Tretiakovskaya fundada por su hermano. En 1894 la viuda de Tretyakov vendió la mansión a otro famoso fabricante Pavel Ryabushinskiy y fue aquí donde los fabricantes más ricos del país se reunieron para discutir sus planes para "estrangular la revolución con la mano huesuda de hambre". Los revolucionarios aparecieron a pesar de todos los intentos de contenerlos y organizaron aquí el tribunal revolucionario, y desde este lugar dirigieron los fusilamientos de todos aquellos que trataron de resistirse. Pero el edificio volvió a la misión cultural asignada por Tretyakov: en 1987 fue transferido al Fondo de cultura soviético gestionado por el académico Dmitriy Likhachev, y ahora aquí está la Fundación cultural de Rusia.