Casa de vecindad de los Bocharov

Nikolay Galkin/TASS

Lev Kekushev, el arquitecto ruso  excepcional construyó esta casa en 1902, según la leyenda para sí mismo, por lo que antes la fachada fue adornada con la figura gigante de un león. Pero al final los hermanos Bocharov compraron el edificio y lo convertieron en un edificio de vecinidad. A pesar de su función prosaica es uno de los edificios principales del bulevar: la fachada está decorada con estucos en forma de máscaras egipcias masculinas y esculturas de buhos que llevan sobre sus alas extendidas ventanas salientes. A pesar de posteriores anexos, la fachada de la casa se conservó hasta hoy en día casi sin cambios. Los amplios apartamentos, una vez destinados a los arrendatarios ricos, ahora son ocupados por la corporación "Rostec".