Casa de Kokoshin

Actualmente aquí se ubica un aparcamiento pero hasta finales de la década de 1990 estuvo la casa más famosa del bulevar. La mansión del príncipe Yakov Shakhovskiy a mediados de la década de 1820 pasó a Fiodor Kokoshkin, el director del conjunto de los teatros Imperiales, que organizó aquí un salón teatral. Aquí ensayaban los actores de los teatros Bolshoi y Maliy, así como el salón de música de la actriz María Dmitrieva Lvova-Sinetskaya que visitaron repetidamente Alexandr Pushkin y Alexandr Griboyédov. Después de Kokoshkin la casa pasó a Alexandr Varlamov, y fue aquí donde escribió las romanzas más famosas del siglo XIX (de ahí el segundo apodo de la casa “Ruiseñor”) – “Arde, arde, mi estrella”, “No la despiertes al amanecer”, “Conocí a usted - y todo lo pasado”,  “Vela solitaria blanca”, “Recuerdo el momento maravilloso”... Pero con esto la gloriosa historia de la casa no terminó, ya en los años veinte del siglo XX aquí estuvo el estudio de Mihail Chehov, el famoso actor que en el exilio enseñó el método de Stanislavsky a los actores de Hollywood . La gloria teatral de esta casa determinó en gran medida el aspecto del mismo bulevar.