Teatro Pushkin

Nikolay Galkin/TASS

En los años 1810 la actriz Alisa Koonen encontró una vieja mansión en el bulevar Tverskoy, que parecía desierta. Ella propuso al director Aleksandr Tairov que estaba buscando un edificio permanente para su compañía organizar allí un teatro. Así, en la casa que hasta finales del siglo XVIII perteneció al consejero privado el príncipe Vyazemskiy y después , todo un siglo perteneció a diferentes propietarios, fue organizado el Teatro de cámara. El edificio fue reconstruido varias veces. Su fachada contemporánea fue construida en 1930 por Konstantin Melnikov que eliminó columnas escabrosas con un pórtico y dio una visión  más lacónica  constructivista al exterior del teatro. El que fue el teatro tal vez más revolucionario de Moscú a pesar de las persecuciones logró sobrevivir hasta 1949, y luego el edificio fue entregado al Teatro dramático de Moscú A.S. Pushkin A pesar de reconstrucciones continuas hasta la actualidad el teatro es famoso por sus espectaculares interiores que son cuidadosamente preservados: incluso las molduras de techo y las escaleras de mármol valen su visita.