Monumento a A.S. Pushkin

Stanislav Krasilnikov/TASS

El 6 de junio de 1880 en el bulevar Tverskoy fue solemnemente inaugurado el monumento a A.S. Pushkin, obra del escultor Alexandr Opekushkin. A los pies del monumento se alinearon famosos representantes de literatura, pusieron carteles con citas del poeta, y la gente lanzaron violetas y lirios al monumento. En 1950 se decidió a pasarlo al otro lado de la calle. Desde aquel entonces Pushkin está allí solo, perdido en sus pensamientos profundos, separado del bulevar que tanto amó y en las mansiones del cual experimentó tanto, y su soledad forzada termina la historia del bulevar Tverskoy: nada aquí quedó como antes.