Casa principal de la mansión urbana de la princesa Volkonskaya

Nikolay Galkin/TASS

La familia noble de Volkonskiy poseyó una parte considerable de la región, preservando en memoria de ellos el título Volkhonka. La famosa taberna Volkhonka estaba a la vuelta de la esquina, ahora este edificio pertenece al Museo de colecciones privadas. Y el bulevar Gogolevskiy nos conservó la memoria de otro miembro de la familia de Volkonskiy: la casa principal de la mansión urbana de la princesa Sofia Volkonskaya fue construida en 1795, donde vivió hasta 1812 y después de la guerra alquiló el edificio para una taberna. En 1890 la familia del panadero Filippov compró la casa, en el primer piso comenzaron a vender la famosa kulebiaka y saikas con pasas, y en el anexo, construido por Filippov, organizaron un confitería. Tal vez gracias a los anexos y superestructuras de  Filippov la casa se conservó en su forma actual.