Vorontsovo

Alexandr Zelikov/TASS

De la mansión quedó poco, pero los edificios sobrevivientes se encuentran dispersos a través del parque, lo que hace el paseo bastante emocionante. Una vez aquí hubo una casa grande de campo que pertenecía a Nikolay Volkonskoy, participante de la batalla de Austerlitz y prisionero eminente de Napoleón. Durante la preparación para la guerra contra los franceses en el territorio de la mansión se construyó un enorme globo para bombardear las unidades napoleónicas. Sin embargo, este proyecto no se materializó, y durante el incendio de Moscú se quemó completamente. Poco después de la guerra, la mansión al igual que muchos otros edificios en Moscú fue reconstruída  para en la época soviética ser destruída de nuevo. Ahora acerca de la casa principal nos hace recordar la elegante puerta de entrada con torre de guardia que según rumores fueron diseñados por Matvei Kazakov o Vasiliy Bazhenov. A la derecha de la puerta, en la esquina del parque se encuentra el templo de la Santa Trinidad, la primera mención del cual data en 1807. En las profundidades del parque se encuentran dos edificios restaurados entregados a las necesidades de la administración del parque.