Palacio Petrovsky Putevoy

Alexandr Zelikov/TASS

Palacio de lujo en Leningradskiy Prospekt, diseñado en estilo neo-gótico por el gran arquitecto ruso Matvei Kazakov. El palacio fue construido a finales del siglo XVIII por orden de la emperatriz Catalina II para conmemorar la victoria en la guerra ruso-turca de 1768-1774. Se suponía que la aristocracia cercana a la emperatriz, dirigiéndose de San Petersburgo a Moscú, tendrían deseo de relajarse aquí después de un camino pesado por carretera, cambiarse de ropa e ir más lejos.

La misma Catalina se detuvo aquí sólo una vez en 1787, siete años después de la terminación de la construcción. Hay una leyenda que aquella noche la emperatriz expulsó a su guardia y séquito, diciendo que el pueblo la protegería, lo que provocó una estampida indescriptible y casi terminó lamentablemente. Un hermoso parque con árboles gigantescos apareció alrededor del Palacio Putevoy después de 100 años a finales del siglo XIX. Desde allí Napoleón observó el incendio de Moscú, dicen que el fuego era tan fuerte que a Bonaparte se le quemó una parte del pelo en la cabeza. Alexandr Pushkin mencionó de paso en Evgenii Oneguin sobre la estancia de Napoleón en el Palacio Putevoy.

Ahora el palacio es administrado por la ciudad y tiene un restaurante, sauna, piscina y un hotel. En una de las salas del palacio se organizan conciertos de música clásica. Para ver el edificio completo se puede inscribir en una de las visitas, que se celebran aquí por el Museo Moscú, más información se puede encontrar en el sitio web oficial.