Cheriomushki-Znamenskoe

Alexandr Zelikov/TASS

Una vez fue una mansión en las afueras de Moscú, se encuentra ahora en Cheriomushki, una zona de Moscú. Aquí estuvo el pueblo Cheriomushki que en la primera mitad del siglo XVIII pertenecía al príncipe Fiodor Golitsyn. Él era una persona importante en la corte de la emperatriz Elizabeth, tan importante que una vez la emperatriz lo visitó en Cheriomushki: "La procesión llegó al pueblo Cheromoshi, al señor general mayor príncipe Golitsin, donde comieron por la noche, y regresó al palacio a la una después de la medianoche".

Después de Golitsin diferentes fabricantes fueron dueños de la mansión soñando construir fábricas aquí. A finales del siglo XVIII la tierra paso al general mayor Serguéi Menshikov, nieto del socio de Pedro I Alexandr Menshikov. Con él en Cheriomushki construyeron un palacio en el estilo clásico, y un gran parque. La mansión aunque resultó preciosa casi no le interesó al dueño, la visitó brevemente, la casa estaba casi sin invitados, así que los contemporáneos prácticamente no tienes recuerdos de esta. En 1880 la casa pasó al comerciante Vasiliy Yakunchikov.

A principios del siglo XX tuvo lugar una reestructuración capital, el arquitecto Ivan Zholtovskiy fue responsable del proyecto, y más tarde se convirtió en el principal arquitecto del imperio de Stalin. Poco después de la revolución, la casa fue entregada al Instituto de física teórica y experimental, que está allí todavía.