Wolkonsky

Alexander Zelikov/TASS

Las panaderías Wolkonsky donde todo está hecho al estilo francés, aparecieron en Moscú en 2005 – la cadena fue creada por los parisinos Stéphanie y Alexander Garese. Cruasánes frescos, baguetes crujientes, canutillos (especialmente de pistachio) aquí de verdad están preparados a un alto nivel. Las panaderías siempre amplían el menu: introduciendo bebidas detoxicantes o revaluando los desayunos y añadiendo allí un panecillo rico y abundante con huevo, bacon, jamón y verduras, así como ensalada de gérmenes de soja. Además de esto funciona la cadena sucursal "Wolkonsky cerca de la casa". Estos cafés son más pequeños, sus menús son más cortos, pero es posible tomar corriendo un café con cruasán de almendra y estar seguro que va a ser tan sabroso como en el "hermano mayor".