Hospederìa Krutitskoe

Nikolay Galkin/TASS

La Hospederìa Patriarcal Krutitskoe es un monumento histórico cristiano de una rara belleza, bien conservado y restaurado perfectamente. Se fundó en el siglo XIII como un monasterio, pero más tarde pasó bajo la administración de varias generaciones de obispos, convirtiéndose en una elegante residencia episcopal. El conjunto histórico está situado en una colina empinada del río Moskva, donde una vez en el siglo XII estuvo  la aldea principesca Krutitsi, y consta de varios edificios: Catedral de la Asunción de la Virgen del siglo XVII, palacios metropolitanos de dos pisos, casas de madera del siglo XIX, térem Krutitskiy y Pasajes Voskresenskie forrados con 2000 azulejos rarísimos, es quizás el edificio más sobresaliente. Krutitsy cesaron de funcionar como una hospederìa cristiana en 1924. El lugar pronto pasó a los militares que tacharon los frescos y tumbaron los azulejos, organizaron cuarteles en el sitio de los palacios, y en el lugar del cementerio organizaron un campo de fútbol. Hay una versión de que fue aquí donde en 1953 guardaban al miembro del Politburó (Presidium) del CC del PCUS Lavrentiy Beria mientras estaba detenido. La hospederìa pudiera haber desaparecido, si no se la hubieran  dado para su restauración dal arquitecto Piotr Baranovskiy, uno de los mejores restauradores soviéticos especializado en arquitectura rusa, al hombre que fundó el Museo de Andrey Rublev en el monasterio Spaso Andronievskiy  y, según los rumores, salvó el Templo de Vasiliiy Blazhenniy de la demolición.