Catedral de la Inmaculada Concepción de la Virgen María

Nikolay Galkin/TASS

El gobernador se acordó y propuso a los católicos que escogieran la tierra ellos mismos, pero les puso condiciones: el templo debe estar lejos del centro de la ciudad a fin de no confundir a los moscovitas ortodoxos, y no debe ser demasiado elegante, una modesta decoración y muebles. Seleccionaron la ubicación apropiada, en la calle Malaya Gruzinskaya, donde se establecieron los católicos polacos que trabajaban en el ferrocarril. Y en cuanto a la apariencia del templo no escucharon al gobernador, y le mostraron un proyecto terminado de la iglesia neogótica con torres y campanarios adornados, Moscú aún no había visto un templo así. La iglesia era tan hermosa que el gobernador aprobó su construcción. El templo no logró recibir durante largo tiempo a los feligreses, las autoridades soviéticas cerraron la catedral y ubicaron la organización del Instituto de Investigación Mosspetspromproekt, que estubo  aquí hasta 1996. Después de que el templo fue devuelto a los católicos, fue restaurado y santificado por el Papa Juan Pablo II por teleconferencia. En el templo  regularmente organizan conciertos y charlas educativas sobre la música sacra.